Xolos, la esperanza de Tijuana

Equipo de fútbol ha ayudado a cambiar la imagen de la ciudad
Xolos, la esperanza de Tijuana
Cuchillo en mano, Rafael y Sabino saldrán hoy a las calles de Tijuana para cobrar muchas cuentas pendientes. Ambos son taqueros y esperan el juego de los Xolos, para recuperarse.
Foto: authors

Cuchillo en mano, Rafael y Sabino saldrán hoy a las calles de Tijuana para cobrar muchas cuentas pendientes.

“Ahora sí se va a poner bueno”, dijo el más joven de los dos personajes y a quien se le conoce como el “Rafa” dentro del mundo en que se desenvuelve.

Sabino es más callado, introspectivo, él es el que planea y su compañero es el que ejecuta.

Armados con largos y gruesos cuchillos, casi tan grandes como un machete, los hombres se apostarán en la esquina más transitada del Boulevard Agua Caliente para dar un golpe que les redituará un gran beneficio económico.

El operativo de “Rafa” y Sabino iniciará a las seis de la mañana y se extenderá hasta altas horas de la madrugada.

La actividad de los antes mencionados no tiene nada que ver con aquellas historias de narcotráfico y crimen organizado que a principios de esta década tejieron una leyenda negra sobre Tijuana.

Rafa y Sabino son dos taqueros que esperan con ansias el juego de hoy entre los Xolos de Tijuana y los Esmeraldas de León.

Su puesto, “Tacos Walter”, está localizado justamente frente al Estadio Caliente, casa de los perros aztecas.

A”Rafa” le gusta hablar y compartir su emoción por el fútbol, su pasión por los Xolos, y su orgullo de sentirse más seguro en la ciudad que lo vio nacer.

“Ya no hay miedo, las cosas han cambiado mucho en Tijuana”, dijo el taquero de 29 años mientras en una tortilla recién salida del comal colocaba una suave tira de carne humeante a la que bañó con una buena porción de sabrosos frijoles de la olla.

El taco bien preparado fue a dar al lugar que ocupaba Álvaro Sánchez, propietario de un bar en la Zona Norte de Tijuana.

“Ya no se escuchan las cosas que pasaban antes, esta es una ciudad mucho más segura”, afirmó el dueño del antro para después darle una gran mordida a su taco.

A pesar de que en las últimas 48 horas se registró la peor ola de violencia en los últimos cuatro años en Tijuana, Sánchez aseguró que se trata de un hecho aislado.

“Antes era de todos los días, ejecutados y levantones por todos lados, eso ya no se ve”, dijo el hombre que hoy se dispone a asistir al encuentro entre Xolos y León.

“Lo que ha pasado esta semana en nada cambia mi sentir”, comentó Sánchez en referencia a las siete personas, que entre miércoles y jueves, fueron ejecutadas en Tijuana a raíz del descubrimiento y confiscación de nueve toneladas de marihuana.

“Ya no hablamos de eso”, intercedió “Rafa”.

“Ahora hablamos de los Xolos… ¡el campeón de México!”.

El sentimiento de orgullo por el equipo que logró el título de la Liga MX el torneo pasado permea a toda la ciudad.

“Los Xolos nos han levantado el ánimo, nos han hecho ver que con esfuerzo y trabajo se pueden lograr las metas que te propongas”, comentó la encargada de la paletería La Bella de Michoacán, Carolina Inguanzo.

El negocio de paletas heladas se ubica en Plaza Amigo, mismo centro comercial en donde se encuentran las oficinas de los Xolos.

“Cuando la gente viene a recoger sus boletos para los juegos, la plaza se llena y eso nos ayuda mucho en las ventas”, comentó.

Al igual que el propietario del Bar en la Zona Norte, Inguanzo dijo que el temor de salir a la calle ya no forma parte del sentimiento de los tijuanenses.

“El gobierno hará algo para que no se repitan hechos como los de estos días, de eso estoy segura porque a nadie le conviene estar como estábamos hace cuatro o cinco años”, apuntó.

Por su parte, “Rafa” y Sabino ya están preparados para la larga jornada que los espera el día de hoy.

Habitualmente, los maestros de la tabla y el sable venden 2,000 tacos al día pero la venta se duplica en las fechas que los Xolos juegan en el Estadio Caliente.

Para hoy, el puesto será abastecido con 120 paquetes de tortillas, cada paquete contiene 36 piezas de maíz y eso equivale a más de 4 mil tacos.

“Será día largo pero muy bueno para el negocio”,dijo “Rafa” mientras afilaba su largo y ancho cuchillo.

?>