El ‘flu’ viaja en el subway

El ‘flu’ viaja en el subway
Millones de personas viajan a diario en Nueva York usando el subway.
Foto: EDLPHumberto Arellano

NUEVA YORK — En una ciudad como Nueva York, en donde millones de personas dependen del transporte público para trasladarse a sus trabajos y casas, existe mucho temor por la facilidad con que se puede propagar el virus de la influenza con tan solo montarse en un vagón del subway, dentro de los cuales vemos constantemente a personas tosiendo y estornudando.

Sin embargo, más que infectarnos con un estornudo, es más probable que uno se enferme con los microbios y gérmenes que coexisten en postes y pasamanos del tren.

“En el subway hay una posibilidad muy alta (de infectarse), por las gotas que salen al aire por el estornudo. Pero más que eso, las personas que estornudan en sus manos luego agarran el pasamano o poste del subway, y usted agarra el mismo pasamano donde esa persona ha puesto su mano infectada, y es así como se le contagia el virus”, sugiere el doctor Luis Rodríguez, profesor asociado de pediatría en la Escuela de Medicina de NYU. “Por eso la higiene, el lavarse las manos y no estornudar en la manos, sino en los brazos, son medidas tan importantes para prevenir la enfermedad”, señaló.

Aunque la abuela Virginia Vélez, de 67 años, se puso su vacuna contra la gripe en noviembre pasado, emplea todos los consejos que ha dado el Departamento de Salud de Nueva York para evitar contagiarse de la enfermedad

“Yo me cubro la boca cuando estoy entre personas, evito abrazar a la gente, me lavo las manos constantemente”, dijo Vélez, quien reside en El Bronx. “Yo soy paciente de artritis reumática, por lo que soy muy vulnerable al contagio, porque los que padecemos de esta enfermedad tenemos la defensa (inmunológica) muy baja”, señaló.

Es tanto el cuidado que Vélez ha puesto para no contagiarse, que hasta ha dejado de ir a la iglesia para no estar entre grupos de personas, y cuando sus nietos la van a visitar, “ninguno se va a la mesa sin lavarse las manos, y a cada uno le tengo una toalla”.

“La vacuna parece que me ha funcionado porque de mis seis nietos (de 16, 14, ocho, siete, cinco y tres años), tres se contagiaron con el flu, y yo estuve en contacto con ellos y no me enfermé”, dijo Vélez.

Javier Coronado, de 24 años, quien vive en Queens con su esposa y sus tres hijos de 10, siete y cuatro años, dijo que para protegerse de la influenza en su casa todos se lavan las manos constantemente.

“Todavía en casa no nos hemos vacunado, pero ya hicimos la cita con el médico para ponérnosla”, dijo Coronado. “Gracias a Dios en casa nadie se ha enfermado, y tengo miedo de que nos contagiemos, ya que en Nueva York está la epidemia”.

Otro que se está cuidando de la gripe es Orbito Batista, de 76 años, quien reside en Manhattan, debido a sus múltiples enfermedades.

“Yo temo enfermarme porque soy operado del corazón, padezco de presión alta y colesterol”, dijo Batista. “El verano pasado me dio una gripe que me mantuvo cinco días con fiebre, y en esta temporada me cuido tomándome mis vitaminas y mis medicamentos”, señaló.

El sábado pasado el gobernador Andrew Cuomo declaró una emergencia de salud pública en todo el estado de Nueva York, debido al alza en casos de influenza.

La orden ejecutiva autoriza a los profesionales de la salud a administrar vacunas a pacientes entre las edades de 6 meses a 18 años, contrario a la disposición vigente que limitaba el suministro de dosis a individuos de 18 años en adelante.

Sin embargo, algunos proveedores de salud están experimentando escasez de vacunas, debido a la demanda de finales de la temporada, según reveló Marci Natale, portavoz del Departamento de Salud del estado de Nueva York.

“Le estamos pidiendo a los proveedores mantener el suministro de vacunas para que continúen ofreciendo este servicio”, dijo Natale. “El Departamento de Salud está encuestando farmacias y hospitales para determinar la disponibilidad de vacunas”, señaló.

La semana pasada, el número de casos contabilizados en el estado subió un 55%, lo que elevó el número de casos de esta temporada a casi el quíntuple de los que se registraron el año pasado.

En concreto, se ha informado de 19,128 casos de gripe en el estado hasta ahora, frente a los 4,404 que se registraron en toda la temporada anterior; y hasta el 5 de enero se ha hospitalizado a 2,884 pacientes, ante los 1,169 del año pasado.

En Departamento de Salud informó que dará nuevas cifras esta semana.

Si quiere hallar el centro de vacunación más cercano puede visitar la http://flushot.healthmap.org/ e ingresar su número de código postal. También puede llamar al 1-800-522-5006 ó a través del sistema TTY, al 1-800-655-1789.

Pase a la página18