Brasil listo para el reto

Brasil listo para el reto
El estadio Maracaná, en Río de Janeiro, es uno de los principales escenarios que acogerá el Mundial de Brasil.
Foto: AP ARCHIVO

NUEVA YORK — Brasil estará listo para la Copa Confederaciones y el Mundial de Fútbol aseguró el ministro de deportes de esa nación.

“Con mucho trabajo, Brasil se está preparando para cumplir con la maravillosa tarea de organizar la mayor fiesta deportiva del planeta”, manifestó el ministro Aldo Rebelo ayer durante una conferencia telefónica con medios del mundo entero.

Brasil ha enfrentado una serie de críticas, que sugieren que el gigante sudamericano no estaría listo para la Copa Confederaciones, a disputarse entre el 15 y 30 de junio próximo, evento que el ministro calificó como “un examen para el Mundial”.

Precisamente el lunes marcará la cuenta regresiva de 500 días para que comience la disputa de la Copa Mundial de 2014, y el ministro destacó que se está cumpliendo con la meta fijada.

En cuanto a la construcción de los estadios, Rebelo señaló que “todos los 12 estarán listos para fines de año”.

Según el cronograma establecido, dos escenarios ya fueron entregados: el ‘Castelão Arena’ en Fortaleza, ciudad ubicada en el noreste de Brasil; y el ‘Mineirao’ de Belo Horizonte.

El funcionario dijo que cuatro estadios más se entregarán en abril; y para fin de año estarán listos los 12 escenarios que albergarán la fase final de la Copa Mundial de la FIFA 2014, a disputarse desde el 12 de junio al 13 de julio con la participación de 32 naciones.

Respecto a la transportación, Rebelo dijo que cualquier ciudad sede de un evento de gran envergadura —como Londres y Beijing, que acogieron las Olimpiadas de 2012 y 2008, en su orden— enfrenta dificultades en esa área, pero que se está haciendo el mayor esfuerzo posible para resolver el problema.

“La idea es que todas las 12 ciudades sede estarán en mejor situación para la Copa Mundial que hoy en día”, dijo.

Dado que Brasil tiene una alta tasa de asesinatos en el mundo, la seguridad de los visitantes es otra preocupación. Rebelo respondió que su país está acostumbrado a acoger “grandes eventos”, como el carnaval de Río de Janeiro.

Tras señalar que existe un plan para proteger la integridad de la población local y los visitantes, el funcionario dijo que se busca trabajar conjuntamente con las agencias de seguridad federales y estatales, de forma que “toda la gente, no sólo los turistas, estén seguros”.

—¿Cómo se va a manejar la gran demanda de tickets para la Copa Confederaciones y para el Mundial?, preguntó EL DIARIO/LA PRENSA.

El ministro dijo que la demanda de boletos para el torneo de este año “es muy superior comparada a cualquier otra Copa Confederaciones disputada previamente”, pero dijo que la FIFA coordinará la venta de tickets.

“Cuando la demanda es superior a la oferta, ellos (FIFA) tienen un sistema de sorteo de tickets”, explicó. “Sin embargo, ésto no ha sido un problema porque la gente entiende que hay una limitación física y no todo el mundo puede ingresar a los estadios”.

“En cuanto al Mundial específicamente, Brasil entiende que hay otros 31 equipos compitiendo y que los aficionados locales querrán asistir a los partidos, pero creo que la FIFA manejará bien la demanda de entradas, como lo ha hecho exitosamente antes”, añadió.

“También es importante destacar que, a pedido del gobierno, la FIFA ha reservado 60,000 boletos gratuitos para los pobres y para las familias brasileñas que reciben asistencia pública”, acotó.

A fin de evitar el incremento de precios en los hoteles y otros servicios a los turistas, Rebelo señaló que el gobierno trabajará con la policía federal y el servicio de rentas internas. Además, “el gobierno está trabajando con el sector privado para asegurar que no ocurra este tipo de extorsión”.

Rebelo se mostró confiado en que Brasil organizará una Copa Mundial “más allá de las expectativas de la gente”. Para lograr ese cometido espera reclutar un millón de voluntarios.