Reforma Migratoria: “El voto no es suficiente”, Gutiérrez

El congresista de Illinois Luis Gutiérrez, siempre ha promovido propuestas de reforma y legalización para la comunidad indocumentada

Reforma Migratoria: “El voto no es suficiente”, Gutiérrez
Luis Gutiérrez fue la voz más prominente del Congreso en exigir al presidente que actuara para proteger al menos a algunos indocumentados de la deportación.
Foto: Archivo/Aurelia Ventura / La Opinion

Si alguien ha estado en la delantera de la lucha por la reforma migratoria, antes incluso de que fuera remotamente posible, es el congresista de Illinois Luis Gutiérrez, quien sesión tras sesión del Congreso, nunca dejó de presentar propuestas de reforma y legalización para la comunidad indocumentada.

Durante año y medio, desde que el Dream Act fracasó en el Congreso en diciembre de 2010 hasta junio de 2012, Gutiérrez fue la voz más prominente del Congreso en exigir al presidente que actuara para proteger al menos a algunos indocumentados de la deportación.

Ahora, Gutiérrez es parte de un grupo de la Cámara de Representantes que discute cómo lograr los 218 votos que se necesitarán para aprobar la reforma migratoria entre sus colegas.

Congresista, ¿cuál es su reacción al marco de principios que presentó el grupo bipartidista de senadores y al discurso del presidente Obama?

Yo creo que los principios delineados por el senado adelantan la causa de la reforma integral del sistema de inmigración y tienen como un principio básico camino a la ciudadanía. Ese es un gran progreso, hace tres meses simplemente se hablaba –los republicanos hablaban- de cómo lograr que los indocumentados se auto deportaran y de que la SB 1070 o Ley de Arizona debería establecerse en los demás estados.

Creo que es vital tener a personas como el Senador McCain que estén dispuestos a decir estoy aquí ahora porque la política ha cambiado. ¿Qué quiere decir esto? Que los latinos han votado y no aceptan la marca republicana , eso sin hablar de nuestro poder.

Congresista, la razón por la que hoy tenemos esta conversación es por la forma contundente en que votamos los Latinos en noviembre, sin embargo, parece que el Senador Marco Rubio es el que quiere poner condiciones. Por ejemplo, una comisión para certificar que la frontera está segura antes de dar tarjetas verdes. ¿Está de acuerdo con esto?

Bueno, eso no es algo nuevo. Antes se hablaba del “touch back”, que había que salir del país y luego regresar y eso ya no está en la propuesta. Por otro lado hay que pensar quien está en ese grupo negociando. Yo confío en el senador Bob Menéndez, porque en un momento dado él le dijo al presidente que estaba dispuesto a poner su reelección en juego por defender el derecho del presidente a usar su poder ejecutivo para proteger a los soñadores. Cuando Obama, rodeado de actores y actrices, dijo que no podía hacer nada, Menéndez levantó la voz. Lo mismo Dick Durbin, el hombre que auspició desde el principio el “Dream Act” y que vive y respira ese tema. El no ha tenido pelos en la lengua para decir que le parece bien que los indocumentados lo consideren su amigo.

La cuestión es esta: no tenemos 60 demócratas en el senado para aprobar esto, tenemos 59 incluyendo independientes. A veces hay que ceder ciertas cosas para obtener los votos necesarios pero lo que está claro es que partimos de que tiene que haber un camino a la ciudadanía. Francamente, no estoy preocupado por eso, hay un camino, va a haber legalización, vamos a unificar familias. Esa es la urgencia. Cada minuto que pasa hay 12 o 15, niños y jóvenes que se quedan sin padre o madre. Cada día son 1000 deportados.

Se anticipa que la parte más difícil será obtener apoyo en la Cámara de Representantes, que fue la que bloqueó la reforma en 2007 y se aprobaron las medidas más restrictivas. ¿Cuál es la temperatura ahora en la Cámara?

Yo creo que la cámara hay buenas conversaciones. La gente se olvida que Paul Ryan copatrocinó también el proyecto Kennedy-McCain conmigo en la cámara. El era auspiciador de ese proyecto, y me dijo, yo lo quiero hacer porque es lo justo. Por eso quiero hacer la reforma. Hemos tenido otras conversaciones y el está bregando con su partido hay que preguntarle a él cuales son las reservas que ellos tienen. Porque la bancada republicana de la cámara, la mayoría apoyaba la auto deportación.

Yo veo a Paul Ryan como el vehículo para llegar a 218 votos que necesitamos en la cámara. Somos 200 demócratas y no todos van a votar por la reforma. Sé que el 90% lo hará pero todavía yo necesito un 20% de los republicanos. Hay que mirar las ecuaciones. Nos podemos quedar en el debate y la discusión continúa cada minuto deportando una persona. O podemos iniciar diálogos buenos.

¿Qué puede hacer el latino, el votante, el partidario, la gente en la calle, para ejercer nuestra fuerza en este proceso?

Buena pregunta, hay muchas personas que escuchan al presidente y piensan: bah, no hay nada que hacer, sólo esperar y la reforma viene. Ya votamos nos están respetando. El Congreso no actúa sin una demanda consistente del pueblo, así que llamen a aquellos que tú sabes que deben estar a tu lado.