Holanda: Verdugo del Caribe

Holanda eliminó del pasado Clásico a Rep. Dominicana, ahora sorprendió a Cuba
Holanda: Verdugo del Caribe
Jonathan Schoop, el segunda base de Holanda, hizo el mayor daño a Cuba al conectar jonrón de tres carreras en el sexto inning del juego de segunda ronda.
Foto: AP

TOKIO/AP — Jonathan Schoop bateó un cuadrangular de tres carreras para conducir a Holanda a una victoria de 6-2 sobre Cuba en la segunda ronda del Clásico Mundial de Béisbol.

“Esta fue una gran victoria para nosotros”, dijo el manager de Holanda, Hensley Meulens. “Teníamos un plan de ataque y los jugadores lo ejecutaron a la perfección. Jonathan tuvo un gran partido con su jonrón de tres carreras y otra carrera en la octava. Los jugadores batearon bien”.

Curt Smith conectó jonrón solitario y Andrelton Simmons agregó un sencillo productor de una carrera para dar a Holanda una ventaja de 2-0 en la segunda entrada, lo que mandó a las duchas al abridor cubano Ismael Jiménez.

El vuelacerca de Schoop en el sexto episodio a las tribunas del jardín izquierdo en el Tokyo Dome dio a Holanda una cómoda ventaja de 5-1 en el primer encuentro de la segunda ronda en Asia.

Más tarde, el bicampeón vigente, Japón necesitó 10 innings para vencer 4-3 a Taiwan.

Alfredo Despaigne bateó cuadrangular en el segundo capítulo para dar a Cuba su primera carrera. Yulieski Gourriel conectó de vuelta completa en el séptimo para reducir la desventaja a 5-2. Schoop impulsó luego otra carrera con un doblete.

“Tuvimos cinco doble matanzas y eso nos ocasionó muchos problemas”, comentó el dirigente cubano, Víctor Mesa. “Permitimos un jonrón de tres carreras en la sexta y eso fue crucial. Dejamos a muchos corredores en base”.

Cuba necesita ganarle a Taiwán para tener oportunidad de avanzar a la ronda final que se disputará del 17-19 de marzo en San Francisco.

El abridor de Holanda, Diego Markwell, se alzó con el triunfo tras contener a Cuba en una carrera y nueve hits en seis entradas. Jiménez cargó con la derrota al admitir dos carreras y cinco hits en una entrada y 2/3 de labor.

JAPON PASA UN SUSTO — Sho Tanaka remolcó la carrera del triunfo con un elevado de sacrificio en la décima entrada y Japón superó ayer 4-3 a Taiwán en la segunda ronda del Clásico Mundial de Béisbol.

El elevado de Tanaka al jardín central remolcó a Nobuhiro Matsada. Toshiya Saguichi amarró los bates taiwaneses en la parte baja de la décima para apuntarse el triunfo.

“No hay nada mejor que rendir para los compañeros y los fanáticos cuando uno tiene una oportunidad como esa”, dijo Tanaka. “Esta fue una gran victoria para nosotros y estoy contento de haber podido contribuir”.

“Este fue el esfuerzo de todo el equipo”, comentó el manager nipón Koji Yamamoto. “Nuestros bateadores rindieron cuando lo necesitábamos y los bateadores hicieron un gran trabajo”

Japón, que disputa esta edición del torneo sólo con peloteros de su liga local, enfrentará mañana domingo a Holanda por un boleto a la ronda final en San Francisco.