Yoani le teme volver a Cuba

Disidente Sánchez se dice inquieta por lo que pueda pasar a su regreso
Yoani le teme volver a Cuba
Bloguera cubana Yoani Sánchez, al fin en el extranjero.
Foto: EFE

NUEVA YORK (EFE).— La periodista cubana Yoani Sánchez aseguró ayer en Nueva York que tiene miedo a las represalias con las que se pueda encontrar a su regreso a Cuba después de la gira internacional que inició el mes pasado luego de cinco años sin haber podido salir de la isla.

“¿Miedo al regreso? Sí, tengo mucho miedo a lo que va a pasar cuando regrese”, admitió en una conferencia de prensa en la Universidad de Nueva York (NYU), su segunda aparición en Estados Unidos tras haber asistido ayer a un simposio en la universidad de Columbia.

La famosa autora del blog “Generación Y” dijo que el Gobierno cubano se comporta como un “padre despótico” con sus ciudadanos, a los que trata “como si fueran niños, de manera que cuando salen de casa y se portan mal afuera, después les toca un castigo”.

“¿Cuál será el castigo para esta niña inquieta llamada Yoani Sánchez? Quizás no me dejen volver a salir, quizás aumente la campaña de difamación y el fusilamiento mediático en mi contra en los medios nacionales”, dijo la disidente, que inició el pasado 18 de febrero una gira internacional de 80 días.

Tras haber recibido una veintena de negativas del Gobierno de su país a sus peticiones para viajar al extranjero a lo largo de cinco años, la filóloga consiguió salir gracias a la reforma migratoria aprobada en enero pasado.

En su gira ha visitado ya países como Brasil, República Checa, España y México.

En todo caso, Sánchez aseguró que este viaje le va a proveer de “cierto escudo protector”, que “no es total ni completo ni permanente”, pero gracias al cual, “al menos en los primeros meses”, estará “más protegida contra el brazo represivo que es el golpe y el arresto”.

A la pregunta de si se ha vuelto a plantear exiliarse de Cuba, respondió con un categórico “no”. “Ya conozco la experiencia de la emigración. He vivido dos años en Suiza, del año 2002 al 2004, y fue una experiencia importante en mi vida pero no pienso repetirla”, dijo Sánchez, quien añadió que al contrario de la novela del checo Milan Kundera, “La vida está en otra parte”, para ella, “la vida está en otra Cuba”.

Para ello seguirá trabajando en su galardonado blog, que es como su “diario”, pero también con la creación de un nuevo medio digital cuyo “gran reto” reconoce que será llegar a una población con un nivel de acceso a Internet tan bajo, que tendrá que utilizar herramientas de distribución como CDs o memorias.

La bloguera también abordó temas de actualidad como la elección del nuevo Papa, el argentino Francisco, sobre quien destacó el hecho de ser latinoamericano —aunque se declara agnóstica—, así como en relación a la muerte del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

“La muerte de Chávez era una noticia que yo pienso se veía venir desde principios de este año para los que sabemos leer entre líneas en el discurso oficial”, manifestó Sánchez, quien aseguró que sus compatriotas “tienen sentimientos encontrados al respecto”.

Si bien algunos cubanos temen que su muerte podría conllevar un “colapso económico” en Cuba, ella piensa que “esta desaparición física quizás puede catalizar un proceso de reforma y obligue a Raúl Castro a flexibilizar el ritmo de las reformas económicas”.

Sobre las llamadas “reformas raulistas”, Sánchez aseguró que van “en la dirección correcta”, pero que su “profundidad es limitada, su velocidad es profundamente desesperante y no son integrales porque se reducen al plano económico”.

Sánchez participa entre ayer y hoy en el foro “La revolución recodificada: Cultura digital y espera pública en Cuba”, organizado por las universidades de Nueva York y The New School; el lunes ofrecerá una conferencia en la escuela de derecho Benjamin Cardozo para viajar después a Washington.