Ganan terreno en inmigración

Se espera que ambas cámaras del Congreso, presenten sus propuestas en abril
Ganan terreno en inmigración
Rand Paul, senador republicano de Kentucky.
Foto: Archivo AP

WASHINGTON, D. C.— Republicanos de alto perfil dieron señales positivas ayer sobre el futuro de una reforma migratoria en el Congreso. Pero senadores clave en el Comité Judicial dejaron claro que el camino será difícil mientras el calendario legislativo puede generar problemas.

Hace un año el tema era prácticamente tabú en el Capitolio. Pero ahora incluso el presidente de la Cámara de Representantes está dando un paso al frente: “Existe un acuerdo básico sobre cómo proceder”, dijo John Boehner (R-OH).

“Pero este es solo el comienzo del proceso. Se necesita realizar mucha educación porque más de la mitad de nuestros miembros nunca ha lidiado con una reforma migratoria […] Hay muchos temas acá que deben ser tratados. Lo que tiene el grupo bipartidista es una solución bastante responsable”, agregó.

Se espera que ocho negociadores en la Cámara de Representantes presenten un proyecto de ley en abril. Fuentes vinculadas a las conversaciones confirmaron a La Opinión que tanto Boehner como la líder de la minoría, Nancy Pelosi (D-CA), recibieron un resumen del acuerdo que se ha logrado hasta el momento.

Luis Gutiérrez (D-IL) aseguró que las conversaciones “han avanzado mucho” e inisistió en que en la Cámara Baja no se aprobará nada que no conduzca a una residencia permanente, con un camino abierto a la ciudadanía, para quienes deseen tomarlo.

En el Senado, en tanto, el líder conservador Rand Paul (R-KY) propuso un plan para un proyecto de ley. “Una reforma migratoria no ocurrirá sin republicanos conservadores como yo como parte de una solución”, dijo.

El plan del legislador considera que los inmigrantes indocumentados se pongan al final de la línea para que tengan una opción de acceder al estatus legal pero exige una primera etapa donde el Congreso tendría que votar respecto a metas cumplidas en cuanto a seguridad fronteriza.

Senadores del “Grupo de los Ocho”, que actualmente negocian un proyecto de ley, reaccionaron con cautela. “Continúa creciendo el consenso a favor de una reforma migratoria. Aunque existen algunas diferencias entre el acuerdo que estamos trabajando y lo que presentó el senador Paul, también hay terreno común”, dijo Charles Schumer (D-NY).

Fuentes vinculadas al “Grupo de los Ocho” aseguraron que esperan no tener retrasos en el debate legislativo y lograr un voto en el verano. Pero algunos grupos proinmigrantes temen que si no se logran resultados antes del receso de agosto la legislación puede quedar demasiado expuesta y sufrir un revés.

Republicanos en el Comité Judicial insistieron ayer en que no facilitarán un camino rápido para la propuesta. En una carta enviada al senador Patrick Leahy (D-VT) exigieron más audiencias en temas como un programa de trabajo temporal, métrica para seguridad fronteriza, control en lugares de trabajo, verificación de empleo, entre otros.

“Si llevamos estos importantes temas al pleno del Senado, sin trabajarlos en comité, es una prescripción para un problema. No estamos haciendo esta petición a la ligera y esperamos que los senadores que están trabajando en la legislación, la consideren”, especificó la misiva, obtenida por La Opinión.

Fuentes vinculadas al “Grupo de los Ocho” aseguraron que las negociaciones ahora están centradas en el flujo de trabajadores futuro, un tema que describieron como “complicado” y donde no se han logrado avances sustantivos a pesar de numerosos esfuerzos.