Empresarios de NY temen efectos de ‘días de enfermedad’

Los pequeños comerciantes están preocupados por no poder cubrir el costo que implicaría la nueva medida
Empresarios de NY temen efectos de ‘días de enfermedad’
Michelle N., propietaria de una bodega-restaurante de Manhattan, cree que cumplir esta ley podría significar un importante egreso en sus limitadas ganancias.
Foto: EDLPFOTOS: HUMBERTO ARELLANO

NUEVA YORK — Luego de que el Concejo Municipal arribara a un acuerdo para el pago a trabajadores por días de enfermedad, pequeños empresarios temen no poder cubrir el costo que implicaría la nueva medida.

El plan, que beneficiaría a un millón de personas, garantiza a los empleados cinco días de enfermedad con derecho a paga. La propuesta de ley entrará en vigor el 1 de abril de 2014 para negocios con más de 20 trabajadores, y el 1 de Octubre de 2015 para empresas con más de 15 empleados.

La comerciante colombiana Michelle N., dueña de una bodega-restaurante en las inmediaciones de calle 116 y Segunda Avenida, comentó que el pago de un seguro médico que compense los días de enfermedad de sus trabajadores, podría significar un importante egreso en sus limitadas ganancias.

“Se debe cumplir con la ley y habría que empezar a hacer las previsiones necesarias, creo que es buena la protección a los trabajadores, pero muchos comerciantes no podremos con el gasto”, comentó la pequeña empresaria. “Impuestos cada vez más altos y multas constantes de las agencias de la ciudad son un dolor de cabeza que nadie nos ayuda a resolver”.

El Defensor del Pueblo, Bill de Blasio, destacó en conferencia de prensa que la medida garantizará a los neoyorquinos una mejor calidad de vida.

“Durante años, cientos de trabajadores sacrificaron su salud para no perder días de paga”, apuntó. “Es un gran logro, a pesar de que el alcalde Michael Bloomberg y la presidenta del Concejo Municipal, Christine Quinn, rechazaran la medida, con el argumento de que no se trataba de un buen negocio”.

El reverendo Al Sharpton, activista por los derechos civiles y la justicia social, recalcó que “la legislación no es un favor o regalo a los trabajadores, sino una cuestión de sus derechos más fundamentales”.

José Reyes, jefe de familia, opinó que la medida aliviará su ingreso en caso de ausentarse del trabajo por enfermedad.

“Tengo una década trabajando en El Barrio y he visto cómo muchos compañeros prefieren no acudir al médico con tal de salvar su paga. Definitivamente, la ley nos dará mayor protección”, indicó.

Jaime Casares, de 23 años y trabajador de un restaurante en la calle 116, destacó que aunque el Concejo aún tiene que votar por la propuesta, confía en el buen juicio de los legisladores.