Legisladores de Connecticut votarán sobre control de armas

Si son aprobadas, algunas de las medidas entrarían en vigencia de inmediato, como la prohibición estatal sobre las armas de asalto y la verificación de antecedentes de quienes compren armamento

Centenares de defensores del derecho a poseer armas se reunieron en el congreso local en Hartford.
Centenares de defensores del derecho a poseer armas se reunieron en el congreso local en Hartford.
Foto: AP

HARTFORD, Connecticut — En respuesta a una de las peores matanzas colectivas en la historia del estado, se espera que los legisladores de Connecticut aprueben hoy una iniciativa para el control de armas que sus partidarios describen como la más amplia en Estados Unidos.

Se espera que el debate sobre la legislación de amplio alcance, negociada por los líderes demócratas y republicanos en las cámaras, comience ya avanzada la mañana de hoy. Podría extenderse durante horas.

Centenares de defensores del derecho a poseer armas se reunieron en el congreso local en Hartford. Algunos sostenían pancartas afuera de un inmueble que alberga oficinas legislativas y donde la presencia de la policía era mayor a lo habitual.

“Queremos que los legisladores elaboren leyes sensatas”, dijo Ron Pariseau, de 66 años. “Lo que proponen no impedirá nada”.

Se prevé que tango los partidarios del derecho a portar armas como los opositores a éste salgan a manifestarse en gran número.

Si son aprobadas, algunas de las medidas entrarían en vigencia de inmediato, como la ampliación a la prohibición estatal sobre las armas de asalto, la verificación de antecedentes de quienes compren armamento y la prohibición a la compra y venta de cargadores para más de 10 cartuchos.

La iniciativa también abarca aspectos de salud mental y seguridad en las escuelas, incluida una partida por $15 millones para mejoras en la infraestructura de seguridad escolar.

El gobernador demócrata Dannel P. Malloy ha dicho que firmará el proyecto para convertirlo en ley, incluso a pesar de que le permitiría a la gente conservar los cargadores de gran capacidad que posean siempre y cuando los registren ante las autoridades estatales a más tardar el 1 de enero de 2014.

“Uno puede decir, decirlo con firmeza, que esta es la ley más severa (sobre armas) que se haya aprobado en el país”, agregó.