Política seduce a deportistas encumbrados

Tras su retiro varios deciden acercarse o entrar por completo a esta carrera que los mantendrá bajo los reflectores.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Política seduce a deportistas encumbrados
El boxeador mexicano Juan Manuel Márquez junto al presidente de México, Enrique Peña Nieto.
Foto: AP / Archivo

La vida del deportista es una durante su carrera profesional, y otra muy diferente tras su retiro. Es a partir que dejan las canchas que muchos comienzan a pensar en qué hacer para ganarse el sustento o beneficiar al prójimo, y es aquí cuando ingresa la política.

Son variados los ejemplos de exprotagonistas de distintos deportes que después optan por la política, ya sea en México (Ana Guevara, Carlos Hermosillo, Fernando Platas, etc.) como en resto del mundo (Manny Pacquiao, Romario, Carl Lewis, entre otros).

Uno de los más cercanos, aun cuando no involucró al deportista en la oferta política, fue el de Diego Armando Maradona, quien conlleva la carga emocional suficiente para ir a Venezuela a acompañar el cierre multitudinario de campaña del candidato presidencial chavista, Nicolás Maduro.

Maradona saludó a la multitud el pasado jueves vestido con una camisa roja, que en su espalda lucía su apellido y el número 10. Lanzó besos al cielo dedicados al exmandatario Hugo Chávez, a quien también honoró con una gorra del “chavismo”.

Diego sostenía una amistad cercana con Chávez, así como el discurso anti-imperialista, por lo que Maduro dijo: “Aquí tenemos a Diego Armando Maradona, que ha venido a ratificar su amor por el Comandante Chávez”, y además destacó que el exfutbolista estuvo con Chávez en las buenas y malas.

Sin embargo esta pudiera tomarse como una constante en México, especialmente para las figuras aztecas con pasado olímpico, pues en la última década figuran nombres en diputaciones, delegaciones y distintos cargos públicos que antes solo se veían en podios.

Una de las que dejó de manera temprana su carrera deportiva fue al taekwondoín Iridia Salazar, quien tras ser madre se alejó del mundo del deporte en el que ganó una medalla olímpica. A finales de 2011 se convirtió en Diputada federal del PAN en sustitución de Alfonso Martínez.

Víctor Estrada es otro taekwondoín que tras su carrera en el tatami buscó una senaduría por el Partido Nueva Alianza (2006), pero no obtuvo el respaldo ciudadano necesario. No obstante, se desempeñó como delegado estatal del ISSSTE en el Estado de México y actualmente se desempeña como Diputado del Panal en el Distrito I de Toluca.

Una de las figuras mexicanas de los clavados fue Fernando Platas, quien conquistó una medalla de plata en Sidney 2000, luego ingresó al Partido Acción Nacional, que lo postuló como candidato a una diputación local en DF (sin el éxito deportivo).

Uno de los exfutbolistas que sí obtuvo el respaldo de la población fue Roberto Ruiz Esparza, quien fuera defensa del Puebla y después Diputado federal del PAN de 2003 a 2006, aunque esto no le bastó, ya que intentó ser Alcalde de Puebla, sin lograrlo, vía el Partido Nueva Alianza.

En cuanto a los peores librados está Bernardo Segura, exmarchista que perdió por descalificación la medalla de oro olímpico en Sidney 2000, y que ese mismo año se refugió en el Instituto del Deporte del Distrito Federal, pero 3 años después fue destituido por tráfico de influencias.

A su vez, Carlos Hermosillo buscó ser Diputado federal en Veracruz, pero no tuvo el apoyo en los sufragios. El atacante mexicano con más goles con más goles estuvo al frente de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deportes (Conade), pero salió con más problemas que amistades.

El principal ejemplo en la actualidad lo presenta Ana Gabriela Guevara, quien aceptó dirigir el Instituto del Deporte del Distrito Federal a invitación de Marcelo Ebrard, hasta que se inscribió en la carrera rumbo a Jefe delegacional de Miguel Hidalgo en 2009, que perdió ante Demetrio Sodi.

Pese a estas caída, Guevara buscó ser Senadora por Sonora en la fórmula del PRD, pero acabó en el tercer lugar de los votos, no obstante, consiguió su lugar en la senaduría vía PT.

Hasta Manny “Pacman” Pacquiao también incursionó sin éxito en la política de Filipinas, donde fue derrotado por Darlene Antonino-Custodio en su candidatura a representar al primer Distrito de Cotabato del Sur en el congreso.

Sin embargo, “Pacman” persistió en su lucha por ayudar a la gente y en 2010 entró en la Cámara de Representantes, gracias al 66.35% de los votos que el erigieron como diputado por Sarangani.

Similar caso es el de Romario, quien ahora es Diputado por el estadio de Río de Janeiro, por el Partido Socialista y con un objetivo: “Me da pena ver como muchos de los diputados ni aparecen. Busco ser útil y eso quizás no pase por estar sentado allí porque muchos de ellos no hacen ni caso. Quiero ser recordado como jugador y como político dentro del Partido Socialista. No vengo a cruzarme de brazos. Pretendo ayudar a la gente, a que todo el mundo tenga derechos y una vida digna”, dijo a El Confidencial.

Próximos en la lista

El máximo futbolista en la historia de Ucrania, Andriy Shevchenko, afirmó que tras colgar las botas tiene contemplado en algún momento buscar un puesto de elección popular en su país natal.

En tanto que en México, Juan Manuel Márquez ha manifestado su interés por la política, así como su afinidad por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que en caso de cumplir con los requisitos seguramente lo recibirá con los brazos abiertos.