1-0. Cesc deshace el muro del Levante con el Barça mirando a Múnich

Un gol de Cesc Fàbregas, en el minuto 84, permitió al Barcelona solventar un partido gris y jugado con poca intensidad ante el Levante (1-0), un encuentro en el que los de Tito Vilanova tenían en mente el encuentro del próximo martes ante el Bayern de Múnich en la ida de las semifinales de la Champions. El segundo técnico del Barcelona, Jordi Roura, ha celebrado, tras la victoria de su equipo ante el Levante (1-0), que Eric Abidal haya completado un partido entero después de su enfermedad y ha asegurado que el francés es una alternativa defensiva más con vistas al partido ante el Bayern de Múnich. El entrenador del Levante, Juan Ignacio Martínez, ha asegurado hoy, tras la derrota de su equipo ante el Barcelona (1-0), que sus jugadores "han rozado una hazaña" y ha lamentado que no hayan podido aguantar un empate ante un rival muy superior.

Guía de Regalos

1-0. Cesc deshace el muro del Levante con el Barça mirando a Múnich
El centrocampista del Barcelona Cesc Fábregas (c) celebra el gol marcado ante el Levante, en el partido correspondiente a la trigésimo segunda jornada de Liga en el estadio Camp Nou de Barcelona. EFE

Barcelona, 20 abr (EFE).- Un gol de Cesc Fàbregas, en el minuto 84, permitió al Barcelona solventar un partido gris y jugado con poca intensidad ante el Levante (1-0), un encuentro en el que los de Tito Vilanova tenían en mente el encuentro del próximo martes ante el Bayern de Múnich en la ida de las semifinales de la Champions.

Barcelona, 20 abr (EFE).- El segundo técnico del Barcelona, Jordi Roura, ha celebrado, tras la victoria de su equipo ante el Levante (1-0), que Eric Abidal haya completado un partido entero después de su enfermedad y ha asegurado que el francés es una alternativa defensiva más con vistas al partido ante el Bayern de Múnich.

Barcelona, 20 abr (EFE).- El entrenador del Levante, Juan Ignacio Martínez, ha asegurado hoy, tras la derrota de su equipo ante el Barcelona (1-0), que sus jugadores “han rozado una hazaña” y ha lamentado que no hayan podido aguantar un empate ante un rival muy superior.

La victoria permite a los barcelonistas mirar mucho más cerca la consecución del título. En realidad, un tropiezo del Real Madrid la próxima semana, combinado con un triunfo azulgrana en San Mamés, entregaría a los catalanes su tercera Liga en cuatro años.

“A nadie se le escapa que el caso de Abidal es excepcional. Es fantástico que haya jugado noventa minutos. Nos ha demostrado que puede ser una alternativa más que tenemos y que la valoraremos en los próximos días si la utilizamos o no”, ha admitido Roura.

“Hemos hecho muy buen trabajo y por eso hemos rozado una hazaña. Lo hemos tenido cerca, pero al final nos han ganado porque los jugadores del Barcelona son muy buenos”, ha dicho en rueda de prensa.

El Barça sólo mostró su mejor versión en los minutos finales, cuando dispuso de las mejores ocasiones para desequilibrar un partido que ya se le complicó en la primera parte por la gran actuación del meta Keylor Navas, quien detuvo un penalti a Villa.

El entrenador ha negado que el central Marc Bartra -hoy suplente- no esté suficientemente rodado para acompañar a Gerard Piqué en el eje central y, como el caso de Abidal, “es una opción más” para el partido de ida de la semifinales contra el equipo alemán.

A pesar del buen papel que ha demostrado su equipo, Martínez no se ha mostrado satisfecho con el resultado final: “Estaría satisfecho si hubiéramos empatado, pero dentro de la situación me voy muy contento con el equipo, pero muy poco con el resultado final”, ha señalado.

La cabeza puesta en Múnich, una alineación con pocos titulares, un rival que prácticamente no se jugaba nada, Leo Messi en la grada… Pocos alicientes ofrecía el encuentro, más allá del regreso al equipo inicial de Eric Abidal.

Sobre la ajustada victoria ante el Levante (1-0), Roura ha indicado que el equipo ha sufrido “mucho para ganar” porque le ha faltado “fluidez en ataque”, debido a que el rival ha estado “muy intenso defensivamente”.

Sobre la decisión de dejar en el banquillo a jugadores titulares como el defensa Sergio Ballesteros y el portero titular Gustavo Munúa, el técnico ha dicho que su intención era “superar al rival”.

El francés volvió a actuar como titular catorce meses después y estuvo sobresaliente. Su último encuentro de titular fue el 26 de febrero del año pasado. Abidal, catorce meses después y con diecinueve kilos menos, estuvo a un gran nivel como central, en una defensa de circunstancias en el eje junto con Adriano.

“Es cierto que nos ha costado más, pero no se puede estar todas las jornadas al mismo nivel. Hoy el Levante ha planteado un partido muy fuerte defensivamente”, ha afirmado.

“Cuando decido el once inicial lo hago para intentar superar al rival. Es un campo muy difícil en donde el Barça solo ha cedido un empate por lo que las decisiones están tomadas con el mejor de los criterios”, ha añadido.

Al partido le faltó intensidad y el Barça vivía pendiente de alguna aparición de Iniesta -junto con Alves y Valdés seguramente los únicos titulares el próximo martes en Múnich-, del desborde de Cristian Tello, de alguna genialidad de Thiago o de la puntería de Cesc o de Villa.

En este sentido, Roura ha señalado que este tipo de partidos demuestran que ganar esta Liga tiene mucho mérito: “Hemos sufrido mucho para ganar, mucho, y esto demuestra la dificultad de está liga y lo importante de tener 84 puntos y esta ventaja con un rival tan fuerte como el Madrid”, ha resaltado.

Por último, Martínez ha resaltado el papel del portero Keylor Navas, de quien ha dicho que merecía volver a jugar algún partido en Liga después de sus actuaciones en la Liga Europa.

Pero en el primer tiempo no fue así y además, en el minuto 17, los azulgrana fallaron un penalti. Lanzó Villa y paró Keylor Navas. El meta costarricense estuvo, además, felino al rechazar el posterior remate cercano de Cesc Fàbregas y a partir de ese momento, el meta ‘tico’ fue protagonista.

Asimismo, Roura ha dicho que la intención del Barcelona es ganar la Liga “cuanto antes mejor” y ha asegurado que al equipo no le importaría celebrar el título en el próximo partido contra el Athletic de Bilbao, el fin de semana antes del encuentro de vuelta contra el Bayern.

“Me parecía injusto que Kaylor no volviera a jugar después de la Europa League y hoy ha hecho un muy buen partido”, ha concluido el técnico.

Tello desbordó siempre por la banda, pero no estuvo tan lucido como en los últimos encuentros en los que Tito Vilanova le ha dado la posibilidad de aumentar minutos. El sabadellense no anduvo fino ni centrando ni rematando, más allá de una buena acción en la que David Navarro se anticipó a David Villa (m.19), un minuto después de la única aproximación del Levante sobre el área de Valdés, una buena acción individual de Rubén.

“Seremos campeones cuando sea. No lo podremos elegir. Cuanto antes se den las circunstancias para ganar la Liga, mejor”, ha puntualizado Roura.

El monólogo del Barça ganó en intensidad, pero sin mejorar la velocidad de ejecución, en la recta final del primer tiempo. Alves, en un lanzamiento lejano de falta, obligó a aparecer nuevamente a Navas, quien también estuvo acertado en un gran remate de Villa desde fuera del área (m.44).

Sobre el partido del Bayern en la Bundesliga (1-6 ante el Hannover), Roura ha reconocido que su rival se encuentra en un gran nivel, si bien se ha mostrado convencido de que el equipo azulgrana estará en un buen estado para competir.

En los primeros 45 minutos, el Levante, no demasiado exigido, tuvo suficiente con su meta para solventar las acometidas del Barça. Con el orden defensivo, los levantinistas se bastaban para frenar a un Barça al ralentí.

“Es un rival muy fuerte, pero somos un equipo competitivo y ya veremos lo que ocurre. Lo vamos a competir con la máxima ilusión, con las máximas ganas”, ha concluido.

Vilanova movió ficha y puso en juego a Xavi por Iniesta a media hora del final. Los barcelonistas necesitaban más velocidad de ejecución, y sobre todo mayor juego por las bandas, frente a un rival cada vez más cómodo.

Por eso el segundo cambio fue la entrada de Pedro por Thiago. Cesc jugó como centrocampista, pero el juego no se desencallaba. Ni un remate de los catalanes a puerta, a pesar de que el dibujo ya contaba con dos extremos puros y un nuevo fijo.

La mejora llegó con la entrada del chileno Alexis a trece minutos en sustitución de Tello. Un centro suyo permitió a Villa firmar el primer remate de los locales en el segundo tiempo.

Esa fue la primera de las tres oportunidades que tuvo el Barça consecutivamente. En el 83, nadie acertó a rematar un pase de la muerte de Montoya y en el minuto siguiente, Cesc deshizo el lío al marcar de un tiro cruzado desde dentro del área.

Suficiente. El Barça necesitaba ganar, dar descanso a sus titulares y pensar en el siguiente compromiso: un enorme encuentro en Múnich ante el Bayern.

Ficha técnica:

1 – Barcelona Valdés; Alves, Abidal, Adriano, Montoya; Song, Thiago (Pedro, m.67), Iniesta (Xavi, m.59); Villa, Cesc y Tello (Alexis, m.77).

0 – Levante: Keylor Navas; Pedro López, Vyntra, David Navarro, Juanfran; Diop, Simao Mate (Michel, m.85), El Zhar (Valdo, m.69), Barkero, Rubén (Roger, m.90); y Acquafresca.

Gol: 1-0, m.84: Cesc.

Árbitro: Undiano Mallenco (Navarro). Mostró cartulina amarilla a Diop (m.33), Song (m.66) y a Pedro López (m.89).

Incidencias: Asistieron al encuentro 70.957 espectadores, en partido de la trigésima segunda jornada. Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del terremoto de Sichuan (China) y del atentado en Boston. Antes del inicio del partido se rindió homenaje a la figura del escritor catalán Salvador Espriu.