Arsenal se aferra a puesto de Champions

Los 'gunners' pasan sobre el Fullham y siguen en el límite de los puestos para Liga de Campeones del 2014.

Guía de Regalos

Arsenal se aferra a puesto de Champions
Los de Arsene Wenger siguen en posición de Liga de Campeones dentro de la Liga Premier.
Foto: EFE

LONDRES.- Arsenal consolidó su puesto de Liga de Campeones al derrotar el sábado 1-0 a Fulham en la Premier, mientras que Sunderland, Stoke y Norwich consiguieron triunfos importantes en sus intentos por permanecer en la primera división del fútbol inglés.

Per Mertesacker anotó de cabeza a los 43 minutos y Arsenal le arrebató el tercer puesto a Chelsea, al menos provisionalmente. Fulham jugó casi todo el partido con 10 hombres, tras la expulsión de Steve Sidwell a los 12 minutos.

Arsenal también culminó con un jugador menos por la expulsión de Olivier Giroud en los minutos finales.

Everton, sexto en la tabla de posiciones y que sueña con terminar entre los cuatro primeros, sufrió un traspié al perder 1-0 ante Sunderland, que se alejó a seis unidades de la zona de descenso.

Stoke superó 2-0 a Queens Park Rangers y Norwich doblegó 2-1 a Reading, para alejarse de los tres últimos puestos y dejar a sus oponentes más cerca de perder la categoría. Wigan, antepenúltimo en la tabla, cayó 2-0 ante West Ham.

Aston Villa visita el lunes a Manchester United -que se encuentra a un paso del título– y un triunfo del equipo de Paul Lambert en Old Trafford sentenciaría el descenso de QPR y Reading, dos equipos que están a 10 puntos del descenso cuando restan cuatro fechas.

En otros partidos del sábado, Newcastle sumó un punto en la lucha por la permanencia al empatar 1-1 con West Bromwich Albion, y Swansea igualó 0-0 en casa ante Southampton.

Chelsea y Tottenham juegan el domingo, por lo que Arsenal no desperdició la oportunidad para presionar a sus vecinos londinenses.

El plantel de Arsene Wenger se complicó la vida ante un Fulham que tuvo más remates de gol y dominó gran parte del segundo tiempo.

El gol de Mertesacker, un segundo cabezazo a bocajarro después que Laurent Koscielny bajó un tiro libre de Theo Walcott, fue una de las pocas acciones de peligro de Arsenal.