Dinero a la mano para los estudios superiores

Conozca la experiencia de algunos jóvenes que han logrado continuar sus estudios universitarios.
Dinero a la mano para los estudios superiores
Kassandra Guzmán espera recibir ayuda del gobierno para sus estudios.
Foto: EDLP / Humberto Arellano

Nueva York — De las nueve universidades a las que Zully Rosas se postuló, cinco ya la han aceptado. Pero ahora la estudiante de The Bronx School for Law, Government and Justice debe “buscar bajo las piedras” la ayuda financiera para ser la primera en su familia en tener un título universitario.

Por suerte, consejeros de su escuela la ayudan en el minucioso proceso. Rosas, de 18 años, es ciudadana estadounidense, pero su madre —incapacitada para trabajar— es indocumentada.

Eso, explica, fue un problema para solicitar la ayuda estudiantil federal (FAFSA), que le daría acceso a becas del estado, programas de empleo y créditos de bajo interés.

“Fue muy difícil saber cuánto mi madre hizo el año pasado, porque no ha podido trabajar y tampoco ha pagado impuestos”. Algunas escuelas no la aceptaron por no poder comprobar el ingreso familiar; pero otras sí, “al mostrar que recibimos Medicaid y asistencia del gobierno”.

Estudiará en York College, una universidad de la ciudad, “lo que me permitirá que me den más dinero y ahorrar en alojamiento”, destacó quien aspira ser maestra de inglés para luego estudiar derecho.

“Mi consejo a otros hijos de inmigrantes es que cojan muchas becas y le echen ganas como lo hicieron sus padres”.

Aunque es beneficiaria de la acción diferida y tiene permiso de trabajo, Kassandra Guzmán, de 19, no puede obtener asistencia federal o estatal para sus estudios, pero en la organización Se Hace Camino NY la están orientando para lograr su meta.

Guzmán fue aceptada para estudiar Criminología en Kings College. “Ahora estoy solicitando todas las becas privadas que no te exigen ser ciudadano y trabajando duro en una tienda para ahorrar dinero”.