Policía investiga a otro hombre por enviar carta tóxica a Obama

Everett Dutschke supuestamente es el segundo implicado en haber enviado sobres con ricina al Presidente y a un senador la semana pasada
Policía investiga a otro hombre por enviar carta tóxica a Obama
La casa de Everett Dutschke fue cateada ayer por decenas de agentes, algunos vestidos con trajes especiales para manejar materiales peligrosos.
Foto: AP

TUPELO, Misisipí, EE.UU. — Un segundo hombre de Misisipí al que se investiga en relación con las cartas con ricina enviadas al presidente y un senador dijo el miércoles que los investigadores le “destrozaron” la casa durante un cateo que duró horas la víspera después de que las autoridades retiraron los cargos contra otro individuo implicado en el caso.

Al parecer los investigadores ya no continuaban hoy en la mañana en la vivienda ubicada en la localidad de Tupelo, en tanto que Everett Dutschke dijo que se había ido a descansar a la vivienda de un amigo. Desde la ventana podían verse pilas de objetos desperdigados en el piso.

La casa fue cateada ayer por decenas de agentes, algunos vestidos con trajes especiales para manejar materiales peligrosos, desde la tarde hasta casi las 23 horas locales. Las autoridades declinaron hacer declaraciones sobre lo que encontraron o cuál sería la siguiente fase de la investigación.

En un momento, dos agentes del FBI y dos miembros del equipo estatal para emergencias químicas se retiraron de la propiedad de Dutschnke y comenzaron a peinar zanjas, alcantarillas y árboles a una cuadra de distancia de la casa ubicada en un vecindario de viviendas unifamiliares.

La policía no presentó cargos contra Everett Dutschke

Dutschke, que hizo declaraciones por teléfono a The Associated Press durante el registro, dijo que su casa también fue cateada la semana pasada. Afirmó que él y su esposa se habían ido el miércoles a la casa de un amigo porque no se sentían seguros en la vivienda.

“Destrozaron todo en la casa”, afirmó Dutschke hoy en la mañana y agregó que “no he dormido nada”.

Las autoridades no han presentado cargos contra Dutschke ni tampoco lo han detenido.

Dutschke y Paul Kevin Curtis, quien había enfrentado cargos en el caso, aseguran no tener idea de cómo se fabrica la ricina, una sustancia tóxica, y que no tienen nada que ver con el envío de las cartas al presidente Barack Obama, el senador federal Roger Wicker, de Misisipí, y la jueza del condado de Misisipí Sadie Holland.