Arizona revenderá armas

Con ello evitará tirar recursos de los contribuyentes
Arizona revenderá armas
Arizona promulgó una ley que impide a ciudades y condados destruir las armas entregadas a la policía a cambio de dinero en eventos ciudadanos y en su lugar dispone que sean vendidas. AP

PHOENIX, Arizona (AP).— La gobernadora republicana de Arizona, Jan Brewer, promulgó el lunes una ley que impide a ciudades y condados del estado destruir las armas entregadas a la policía a cambio de dinero en eventos ciudadanos y en su lugar dispone que sean vendidas.

La iniciativa firmada fue promovida por los republicanos y por la Asociación Nacional de Portadores de Armas (NRA) y se opusieron a ella los demócratas.

Los que respaldan la iniciativa en el Congreso estatal, donde los republicanos son mayoría, argumentaron que destruir cualquier propiedad devuelta al Gobierno es desperdiciar los recursos de los contribuyentes.

Los demócratas que se opusieron al proyecto de ley dijeron que usurpa el control local, que va contra la voluntad popular y que evita que las armas vuelvan a circular cuando los dueños ya no las quieren.

La devolución de las armas a cambio de dinero o vales de regalos es popular entre algunos policías y funcionarios. Tucson y otras comunidades de Arizona destruyeron las armas recibidas argumentando que como fueron entregadas voluntariamente, las leyes relativas a la requisa de armas no se aplican.

La iniciativa 2455 de la Cámara de Representantes provocó un furioso debate en el Senado estatal, donde los demócratas acusaron a los republicanos de quejarse sobre un Gobierno federal opresor pero que después se dan vuelta y dictan políticas a los gobiernos locales. La ley fue elaborada para cerrar un hueco en la ley estatal que por lo general requiere que las armas confiscadas sean vendidas a distribuidores autorizados.

Tucson y otras ciudades destruyeron las armas entregadas a la policía argumentando que era legal porque fueron entregadas voluntariamente.

La gobernadora republicana es firme partidaria del derecho a las armas. Una de las cartas recibidas era de la NRA, que sostuvo que vender las armas entregadas “mantendrá su valor y su venta al público ayudará a recuperar fondos públicos.”

La supervisora del condado de Maricopa, Mary Rose Wilcox, una demócrata que promovió los actos de compra de armas y sobrevivió a un disparo al término de una junta de supervisores en 1997, envió una carta a Brewer instándola a vetar la ley.

El proyecto “obligará a la reventa de armas que de otro modo nunca serían usadas con fines violentos”, escribió. “¿Cuántas vidas más se perderán por medio del uso de armas que nuestros ciudadanos esperaban ser retiradas de las manos de criminales?”.

Un segundo proyecto firmado por Brewer el lunes prohíbe a ciudades, pueblos y condados recolectar o mantener información identificatoria sobre una persona que posea o venda un arma de fuego.