Cansados de ser la cola

La última reportera a quien el presidente reconoció fue Antonieta Cádiz. La colega del periódico La Opinión debió de haber sido la primera de los ocho periodistas a quien el mandatario reconociera en la conferencia de prensa que marca los primeros 100 días de su segundo cuatrienio.

Entiéndase que además de que fuimos más del 75% del voto que optó por Obama en contra de Mitt Romney, es nuestra comunidad la que ha sido relegada a plato de segunda mesa. Por lo tanto, la primera pregunta en relación a la supuesta reforma de inmigración que formuló la pandilla de ocho merecía prioridad, no la cola.

La segunda, en relación a la visita del mandatario estadounidense a México, tiene una importancia en el contexto del desprendimiento que USA ha tenido con América Latina en general. De hecho, en su respuesta el presidente Obama reconoció la lucha que libran con sus economías muchos de sus homólogos de esta región.

Nos debe preocupar que un reciente análisis de la contienda presidencial del 2012 encuentre que los afroamericanos votaron en forma inigualada al entender que se trataba de sofocar su derecho al voto y por lo tanto salió a las urnas como nunca antes. No menospreciemos ese afán. Sin embargo, no podemos darnos el lujo de que lo que hicimos con nuestro voto lo echen a un lado los que deciden que es noticioso o no en este país. Comprendemos que los corresponsales de las televisivas nacionales reciben la atención que el mandatario de turno siempre les ha otorgado. No esperamos quitar a nadie de su espacio, sino que se nos deje un espacio para que lo que ha sido ignorado en el primer cuatrienio obamista reciba su lugar. Estamos hartos de ser rabos.

Bajofuego@eldiariony.com