Real Madrid a un gol de la hazaña

Real Madrid  a un gol de la hazaña
Cristiano Ronaldo no tuvo una buena actuación ante los alemanes.
Foto: efe

Madrid/ap — El Real Madrid llegó tarde a la remontada y se quedó a un paso del milagro en la Liga de Campeones.

Los goles del francés Karim Benzema y Sergio Ramos en los 10 últimos minutos de partido dieron la victoria por 2-0 al club español, que se quedó a una diana de completar una remontada histórica. Pero Borussia Dortmund aguantó el envite, hizo bueno el 4-1 de la ida y se clasificó brillantemente con un global de 4-3 para la final del 25 de mayo en Wembley.

Su previsible rival en Londres será el Bayern Munich, que hoy definirá su eliminatoria en Barcelona con una ventaja parcial de 4-0.

El Dortmund encajó en el Bernabéu su primera derrota en esta edición del torneo y regresa a la final de la máxima competición continental por segunda vez en su historia. En 1997 se proclamó campeón tras imponerse a la Juventus.

El Madrid necesitaba un 3-0 para dar la vuelta al marcador, pero los goles llegaron casi con el tiempo cumplido. A los 83 minutos, Kaká habilitó a Mesut Oezil en la banda, y el alemán puso un centro al corazón del área para el inapelable remate de Benzema.

Cinco minutos después, con el Madrid volcado, Ramos remató dentro del área en una jugada embarullada. A pesar de los cinco minutos de alargue que concedió el árbitro Howard Webb, el Madrid no logró anotar el tanto que le faltaba para dar la vuelta a la eliminatoria.

Salvo el tremendo empuje final, el Madrid fue de más a menos durante todo el partido.

El Madrid arrancó el partido interpretando a la perfección la partitura de toda buena remontada. En menos de 15 minutos dispuso de tres ocasiones clarísimas para anotar ese gol tempranero de la fe que inclina el campo cuesta abajo. Pero el arquero alemán Roman Weidenfeller tapó dos remates a bocajarro de Gonzalo Higuaín y Cristiano Ronaldo. Mientras que Oezil, libre de marca, disparó desviado dentro del área.

En los compases iniciales, el Dortmund perdió por lesión a su estrella Mario Goetze, quien se resintió de unas molestias musculares en una carrera y tuvo que ser sustituido.

El Madrid no pudo aprovechar la circunstancia. Tampoco supo convertir en gol sus ocasiones. Entonces, los decibeles de la grada disminuyeron y la euforia inicial dio paso a un partido más previsible. José Mourinho apostó de inicio por Luka Modric y Xabi Alonso, pero con el Dortmund más asentado, los dos mediocampistas no encontraron a Cristiano, mientras que Angel Di María se dedicó a colgar centros que siempre acababan en las manos de un gigante Weidenfeller.

Los alemanes se animaron con algún contragolpe a las inmediaciones del área española, pero sin demasiado peligro para Diego López.

Si el Madrid falló al principio del encuentro, fue el Dortmund quien perdonó la sentencia al comienzo de la segunda parte.

Robert Lewandowski, autor de los cuatro goles en la ida, mandó incompresiblemente a las nubes un disparo franco dentro del área a los 49 minutos. Sólo un minuto después, culminó una rápida contra con un violento remate que se estrelló en larguero con López ya vencido.

El Madrid no encontraba soluciones. Con Oezil desaparecido y Cristiano sin entrar en juego, Mourinho realizó un doble cambio ofensivo a los 57 minutos. Kaká y Benzema sustituyeron a Fabio Coentrao e Higuaín.

Funcionó, pero tarde.

Con el Madrid volcado, pero sin ocasiones de gol, los contrataques del Dortmund comenzaron a ser letales. Marco Reus trazó un pase perfecto para Ilkay Gundogan, cuyo remate casi dentro del área pequeña fue detenido en una estirada espectacular de López.

Mourinho retiró a un cansado Alonso para dar músculo y pulmón a su media con Sami Khedira. Sin embargo, la gesta de la remontada empezaba a verse demasiado lejos y comenzó a notarse en el ritmo de partido.

Cuando todo parecía perdido, el envión final con los goles de Benzema y Ramos disparó la ilusión del Bernabéu. Pero el Madrid no encontró portería y quedó apeado de la Copa de Europa en semifinales por tercer año consecutivo.