Diminuta pero alentadora baja del desempleo

Washington/EFE — El índice de desempleo entre los hispanos disminuyó dos décimas de punto porcentual y se ubicó en abril en el 9%, el más bajo desde noviembre de 2008, según el informe divulgado ayer por el Departamento de Trabajo.

Entre la población en general la disminución fue de seis centésimas de punto porcentual y el índice de desempleo quedó en el 7.5%, el más bajo desde diciembre de 2008.

Un indicio de fortalecimiento del mercado laboral es que el mes pasado la economía tuvo una ganancia neta de 165,000 puestos de trabajo, y el índice de desempleo bajó aún cuando unas 210,000 personas se sumaron a la fuerza laboral.

El informe de desempleo de marzo había desalentado un poco a los mercados porque, si bien el índice bajó una décima, hasta el 7.6%, la mayor parte de esa reducción se debió a que más de 300,000 personas habían abandonado la búsqueda de trabajo remunerado, desapareciendo así de la fuerza laboral.

“El informe de hoy (ayer) da más pruebas de que la economía de EE.UU. sigue recuperándose de la peor recesión desde la Gran Depresión”, dijo Alan Krueger, presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca.

“La economía ha estado añadiendo empleos del sector privado durante treinta y ocho meses consecutivos, y en ese período se han agregado más de 6.8 millones de puestos de trabajo”, continuó el funcionario.

Pero Heidi Shierhold, una experta del Instituto de Política Económica, un grupo de estudio independiente en Washington, opinó que “la reducción del índice de desempleo es casi insignificante y muestra que el crecimiento económico apenas mantiene el índice de desempleo estable”, indicó.

“En una época de bonanza, esto estaría bien, pero en momentos como éste representa un desastre que se continúa”, añadió.