El Bayern arropa a Hoeness frente a la evasión fiscal

El Bayern Múnich en pleno, desde el "kaiser" Franz Beckenbauer a sus jugadores, expresaron hoy su pleno respaldo al mandamás del club, Uli Hoeness, mientras prosiguen las diligencias de la fiscalía bávara contra éste por evasión fiscal.
El Bayern arropa a Hoeness frente a la evasión fiscal
El presidente del Bayern Múnich, Uli Hoeness (i) a su llegada al aeropuerto de Múnich. EFE/Archivo

Berlín, 7 may (EFE).- El Bayern Múnich en pleno, desde el “kaiser” Franz Beckenbauer a sus jugadores, expresaron hoy su pleno respaldo al mandamás del club, Uli Hoeness, mientras prosiguen las diligencias de la fiscalía bávara contra éste por evasión fiscal.

Un día después de que el consejo de vigilancia decidiera mantenerlo como presidente, pese a que le acecha un proceso o incluso una condena a prisión por una cuenta secreta en Suiza, el poderoso club bávaro secundó al cien por cien a Hoeness.

“Dice mucho a favor de Uli que el consejo de vigilancia (del club) rechazara su oferta de dejar el puesto. Esperemos ahora que salga bien librado del asunto fiscal”, apunta Beckenbauer, presidente honorario del Bayern, en declaraciones al diario “Bild”.

“El club está cohesionado y cierra filas con Uli”, afirmó por su parte Karl-Heinz Rummenigge, el segundo del club.

“Todos en el club estamos de acuerdo: el Bayern es inimaginable sin Hoeness. Es parte del club”, enfatizó el internacional Toni Kroos, en nombre de la plantilla.

Las reacciones siguieron a la decisión de ayer del consejo de vigilancia del Bayern, del que forman parte los grandes consorcios industriales Volkswagen, Adidas, Audi y Telekom, de mantener a Hoeness en su puesto, pese a que se ofreció a dejarlo para no manchar al club con el escándalo.

Contra Hoeness hay abiertas diligencias en la fiscalía de Múnich por presunta evasión fiscal, tras salir a la luz, por una autodenuncia del propio Hoeness, que desde hace más de una década maneja una cuenta secreta en Suiza con más de 20 millones de euros.

El escándalo ha salpicado la temporada del Bayern Múnich, que tras proclamarse el más precoz campeón alemán de la historia de la Bundesliga -el pasado 6 de abril- disputará la final de la Liga de Campeones en Wembley contra el Borussia Dortmund y aspira asimismo al triplete, con la Copa de Alemania.

Hoeness había manifestado su disposición a dejar el cargo de presidente del consejo de vigilancia tras la final de la ‘Champions’, el 25 de mayo próximo, en Wembley.

La fiscalía de Múnich indicó hoy, por su parte, que no hay una fecha concreta para dar por cerrado el sumario y presentar la acusación formal, ya que prosiguen las investigaciones.

Hoeness está bajo presión desde hace semanas debido a la cuenta que ha mantenido durante años en Suiza sin conocimiento de la agencia tributaria alemana.

El propio presidente del Bayern presentó una denuncia en su contra ante las autoridades -lo que en principio puede evitarle la persecución penal- y pago millones de euros por impuestos atrasados.

Sin embargo, existe discusión acerca de si la denuncia fue presentada a tiempo y si es completa, ya que en caso contrario, Hoeness podría llegar incluso a ser condenado a una pena de cárcel.

En cualquier caso, los bávaros se disponen a celebrar este sábado su título número 23 de la Bundesliga, tras el último partido en casa de la temporada, contra el Ausgburgo, después de que en abril postergaran los festejos para más adelante.

De algún modo será también la despedida entre multitudes y en Múnich de Jupp Heynckes, cuyo puesto de técnico asumirá oficialmente Pep Guardiola, el 26 de junio.

?>