Agente desmanteló red de pornografía infantil

WASHINGTON, D.C. — Fueron 10 víctimas y dos acusados, que montaron una red de producción y distribución de pornografía infantil entre México y Estados Unidos. Ayer, el agente del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) Jason Barry, recibió un reconocimiento en el Congreso, por su trabajo para identificar a los detenidos.

Barry abrió una puerta, fuera de su área de trabajo. Él y su equipo, basado en México, recibieron entrenamiento voluntario del Centro Nacional para Niños Perdido y Explotados (NCMEC).

El agente comenzó a recibir pistas de la línea de ayuda abilitada por el centro (CyberTipline). Eso lo llevó al arresto de Ramón Herrera, quien distribuía pornografía infantil en California. Tras esto identificó y arrestó a Christian Jonas Castillo, quien está acusado de producir el contenido pornográfico.

Las edades de los menores involucrados varían desde los 3 a 14 años. “Nos tomó varios años arrestarlo. Lo logramos en julio de 2012. A través de una serie de entrevistas, desmantelamos una red de pornografía infantil con la que trabajaba. La mayoría de las víctimas eras parientes y vecinos. Jonas Castillo estaba en Chihuahua, México”, explicó Barry.

La investigación todavía sigue abierta. Herrera enfrenta una pena de 12 años de cárcel, mientras la sentencia de Castillo sigue pendiente. Podría enfrentar 45 años en prisión.