“Frankenfish” amenaza en Central Park

El pez "cabeza de serpiente" que logra sobrevivir varias horas fuera del agua, se alimenta de otros peces, sapos y otros animales que habitan la zona
“Frankenfish” amenaza en Central Park
El pez cabeza de serpiente come de todo, vive días fuera del agua y habita el lago de Central Park
Foto: AP

El Channa argus o Pez “Cabeza de Serpiente” del Norte, puede ser considerado como un alimento en algunas partes del mundo, pero en Manhattan se ha convertido en una amenaza para el ecosistema del Central Park.

Desde hace algunos años el pez ha sido visto en el distrito de Queens e incluso uno de ellos fue visto en Harlem Meer, un lago artificial ubicado en Central Park donde las autoridades han puesto varias anuncios para avisar del peligro que representa esta especie para otras especies.

Originario de China, Rusia y la península de Corea, esta especie fue introducida a territorio estadounidense para fomentar la pesca deportiva. Sin embargo, con el paso de los años se convirtió en una fuerte amenaza para las especies locales de peces.

En Nueva York el alboroto ha sido tal que algunos medios locales lo han denominado como “Frankenfish”, aludiendo a la amenaza que representa para otros peces. Sin embargo, no son los únicos que han entrado al juego, ya que incluso medios como National Geographic se han ocupado de rebautizarlo como “Fishzilla”, haciendo referencia al monstruo de ficción japonés.

De acuerdo con Rodney Rivera, jefe del Departamento de Protección Ambiental del estado de Nueva York, este pez puede “atacar y alimentarse de otros peces que pueden interrumpir la masa de agua”. Además agrega que “el hecho de que puedan respirar y puedan pasar parte de su tiempo en la superficie lo convierte en una criatura interesante para mucha gente”.

Según las autoridades neoyorquinas, el pez “Cabeza de Serpiente” también posee extraños hábitos de caza y es capaz de comer de todo, ayudado por sus afilados y puntiagudos dientes, incluso ranas y cangrejos de río.

Si a lo anterior se agrega que es capaz de vivir días enteros fuera del agua, respirando aire como cualquier ser terrestre, tenemos que la presencia de esta especie provoca una mezcla de fascinación y preocupación entre las autoridades de la “Gran Manzana”.

Desde hace algunos años, el estado de Nueva York prohíbe la posesión, venta o transporte de los huevos de dichos peces, mientras que los oficiales estatales avisan que en caso de capturar al cabeza de serpiente, lo guarden en un recipiente seguro y avisen a las autoridades para que lo recojan.

Por otra parte, teniendo en cuenta las prohibiciones que existen en el estado, aún es un misterio de cómo llegó esta especie a esta zona urbana.