Acusada por mercadear con el dolor

Para pedir dinero, hispana se hizo pasar por tía de una víctima de tiroteo en escuela

Guía de Regalos

Acusada por mercadear con el dolor
La vivienda donde reside la acusada Nouel Alba, en El Bronx. Sus vecinos se resistían ayer a creer la acusación en su contra.
Foto: EDLPHUMBERTO ARELLANO

NUEVA YORK — Por tratar de sacar provecho de la tragedia ocurrida en la escuela elemental Sandy Hook, de Connecticut, una latina enfrenta cargos criminales en una Corte Criminal de El Bronx.

Nouel Alba, de 37 años, se declaró ayer inocente de los cargos por fraude en primer grado y robo de identidad en segundo grado que se le imputan por hacerse pasar por la tía de Noah Pozner, de seis años, quien murió en la balacera ocurrida el 14 de diciembre 2012 en Newtown, Connecticut.

Según la acusación, después de la masacre en la escuela Sandy Hook, Alba utilizó su cuenta de Facebook e hizo llamadas telefónicas pidiendo donaciones para el entierro del menor y recibió $240 a través de una cuenta en Paypal.

Alba, quien fue arrestada en horas de la mañana después de una investigación de cinco meses, quedó libre después de pagar una fianza de $10,000 en bonos o $1,000 en efectivo.

“Es difícil de creer, ella es buena mujer, buena madre y una persona muy dulce que se preocupa por los demás”, dijo el puertorriqueño Keven Turner, un vecino que la conoce más de 30 años. “Si es cierto lo que dicen que hizo, es algo terrible, pero no lo puedo creer…hoy en día con Facebook todo es posible”.

Al igual que Turner, otros vecinos dijeron no creer las acusaciones contra la madre de dos hijos, todos de ascendencia dominicana.

“Estamos conmocionados de que el fiscal de El Bronx usara los recursos limitados que tiene para acusar a Mrs. Alba, sabiendo que ya la habían acusado en la corte federal”, dijo Justine Olderman, abogada de Alba. “En la corte federal ya negó los cargos y estamos luchando por probar su inocencia”.

De ser encontrada culpable de los cargos, la sindicada puede recibir una pena máxima de cuatro años en prisión. Alba también tiene un caso federal pendiente en Connecticut por hacer declaraciones falsas cuando fue detenida en diciembre.

El magistrado Martin Marcus ordenó que Alba regrese a la corte el 8 de agosto.

En la masacre murieron 20 niños de cinco a 10 años, y seis adultos, cuando Adam Lanza, de 20, entró armado a la escuela alrededor de las 9:30 a.m., y empezó a disparar para después quitarse la vida. Antes de dirigirse a la escuela, Lanza mató a la mamá en la casa donde vivían juntos.