Oposición siria repudia a rebelde que comió corazón de soldado

La Coalición Nacional Siria sostiene que el acto "contradice la moral del pueblo"
Sigue a El Diario NY en Facebook
Oposición siria repudia a rebelde que comió corazón de soldado
George Sabra, presidente interino de la Coalición Nacional Siria.
Foto: Archivo / EFE

Jerusalén – El acto “inhumano”, revelado en una videograbación que ha sido deplorado alrededor del mundo al mostrar a un supuesto combatiente rebelde sirio comer el corazón de un soldado, fue condenado hoy por la opositora Coalición Nacional Siria.

“La coalición subraya que ese acto, si se demuestra que es verdad, contradice la moral del pueblo sirio, así como los valores y principios del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS)”, señaló la alianza opositora en un comunicado divulgado por medios árabes.

“Las agencias de noticias internacionales y las redes sociales han hecho circular un video en el que una persona que asegura ser miembro de los rebeldes en Homs lleva a cabo un acto horrible e inhumano”, agregó.

La Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFROS) subrayó que se trata de un crimen, venga de donde venga. “El culpable finalmente será juzgado en un tribunal frente a un poder judicial honesto y justo”, dijo.

Recordó que el ELS es un ejército nacional que defiende a los civiles, creado para liberar al pueblo sirio de la mentalidad de venganza y criminalidad, además sus principios están por encima de los malos tratos a los heridos y los cadáveres.

La CNFROS no precisó si el supuesto insurgente que aparece en el video es miembro del ELS.

HRW cataloga el acto como crimen de guerra

La organización Human Rights Watch (HRW) consideró como crimen de guerra la acción del rebelde, identificado como Abu Sakkar, que saca y muerde el corazón de un soldado muerto.

Según HRW, el hombre que se ve en el video parece ser un rebelde de una brigada de la central provincia de Homs que disparó de manera indiscriminada contra pueblos libaneses a principios de este año.

“No es suficiente que la oposición siria condene este tipo de comportamiento o eche la culpa de la violencia al gobierno”, dijo Nadim Houry, director adjunto de HRW para Medio Oriente. “Las fuerzas opositoras tienen que actuar con firmeza para frenar estos abusos”, dijo.

En el video, Abu Sakkar, quien sería fundador de las rebeldes Brigadas Faruk, aparece de pie junto al cadáver de un soldado e insulta a los alauitas, la confesión del presidente sirio Bashar al-Assad, para después arrancarle el corazón y llevárselo a la boca.

“Juramos a Dios que nos comeremos los corazones e hígados de los soldados de Bashar, el perro”, dice el insurgente en el video difundido en YouTube, mientras sus camaradas corean “!Dios es grande!”.