Universidad de Columbia impugna beca “para blancos”

El administrador de estas becas, el banco JPMorgan Chase, había solicitado con anterioridad que se eliminara ese "desfasado" y "discriminatorio" requisito
Universidad de Columbia impugna beca “para blancos”
Buscan que en la Universidad de Columbia todos los estudiantes puedan tener acceso a la beca Lydia C. Roberts.
Foto: Archivo

Nueva York, 15 may – La universidad neoyorquina de Columbia solicitó a un juez de Nueva York que le permita modificar los requisitos de una de las becas de las que disponen sus estudiantes para que deje de ser “solo para blancos”, según publica el Daily News.

La millonaria Lydia C. Chamberlain donó hacia 1920 medio millón de dólares para crear unas becas dirigidas exclusivamente a estudiantes de su estado natal, Iowa, y entre las múltiples condiciones para poder solicitarlas se encuentra la de ser de “raza caucásica”.

Ahora la rectora adjunta de la prestigiosa institución, Lucy Drotning, ha respaldado ante un tribunal de Manhattan una petición realizada previamente por el administrador de estas becas, el banco JPMorgan Chase, para que se elimine ese “desfasado” y “discriminatorio” requisito.

“Las circunstancias han cambiando tanto” desde que se crearon estas ayudadas económicas que “cumplir con sus restricciones es imposible” para Columbia, puesto que “tanto la ley como las políticas de la universidad prohíben la discriminación racial”, aseguró la rectora adjunta.

Otros de los requerimientos para poder solicitar esta asignación es que los estudiantes no estén cursando derecho, medicina, odontología cirugía veterinaria o teología, y que, una vez se graduen de la universidad de Columbia, vuelvan a Iowa durante al menos dos años.

Según el diario, en 1949 la institución se negó a cambiar los requisitos de estas becas, llamadas Lydia C. Roberts, cuando la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP) le exigió que acabase con esa política discriminatoria.

El rotativo detalla que, en el momento de su creación, estas ayudas cubrían el costo de la matrícula anual (por entonces de $691), pero la universidad no ha vuelto a otorgar una de estas becas desde 1997, cuando entregó a los estudiantes $22,000, la mitad del costo de matrícula.