Obama combate abusos sexuales en el Ejército de EEUU

El presidente discutirá con el alto mando la crisis de abusos sexuales entre los militares
Obama combate abusos sexuales en el Ejército de EEUU
El presidente Barack Obama reclama medidas enérgicas para terminar la crisis de abusos sexuales entre los militares.
Foto: AP

Washington — Los máximos jerarcas de la defensa nacional fueron convocados este jueves a la Casa Blanca para discutir la crisis de abusos sexuales entre los militares, mientras el general de mayor graduación en el Pentágono dijo que las mujeres uniformadas perdían confianza en que el problema se solucionará.

El presidente Barack Obama planeaba reunirse esta tarde con el secretario de defensa Chuck Hagel, los miembros de la junta del estado mayor, los secretarios de todas las ramas de los servicios militares y asesores para discutir la cuestión, dijo este jueves un funcionario del gobierno bajo la condición del anonimato por no estar autorizado a discutir la reunión públicamente.

Las denuncias de agresiones sexuales en las fuerzas armadas indignaron a los comandantes locales, los legisladores y la presidencia. Pero parece haber pocas soluciones claras más allá de mejorar la instrucción y de ajustar el proceso para juzgar dichos delitos. Será todo un desafío cambiar la cultura de un aparato militar machista y resistente al cambio.

“Estamos perdiendo la confianza de las mujeres que revistan en las Fuerzas Armadas de que podemos solucionar este problema”, advirtió el miércoles el titular del estado mayor conjunto, general Martin Dempsey.

“Es una crisis”, admitió Dempsey en declaraciones durante un vuelo de Europa a Washington que fueron reportadas por el servicio noticioso interno del Pentágono. Sugirió que un recrudecimiento del problema de las agresiones sexuales podía estar vinculado a las tensiones de guerra.

“Sondeé a mis asesores a comprender qué pudo haber hecho a la fuerza más de una década de conflicto”, dijo. “Instintivamente supe que debía haber tenido algún efecto”.

El Pentágono había programado una sesión informativa con la prensa este jueves con Hagel y Dempsey.

A medida que surgían nuevas denuncias de agresiones sexuales esta semana contra un soldado del Ejército asignado precisamente a prevenir dichos delitos —el segundo militar que enfrenta acusaciones similares—, el Pentágono dijo que Hagel está elaborando una directiva sobre medidas concretas para resolver el creciente problema.

Pero el presidente Barack Obama reclamó medidas enérgicas, “no solamente más discursos o programas de toma de conciencia o entrenamiento”. Los trasgresores deben ser “juzgados, despojados de su cargo, sometidos a corte marcial, despedidos deshonorablemente. Punto”, enfatizó.