BMW se da el lujo del detalle con Pininfarina

Dos de las marcas más reconocidas en el mundo automotor premium crearon el Gran Lusso Coupé, auténtico modelo de competencia en elegancia

Pininfarina es reconocido por cuidar hasta el más mínimo detalle en sus creaciones automotrices
Pininfarina es reconocido por cuidar hasta el más mínimo detalle en sus creaciones automotrices
Foto: BMW

La primera colaboración entre ambas firmas se llama BMW Pininfarina Gran Lusso Coupé. Se trata de un vehículo evidentemente lujoso que continúa el camino empezado con el BMW Zagato Coupé, otra creación llevada a cabo entre la automotriz alemana y un contrastado estudio de diseño.

A simple vista, el Gran Lusso Coupé sobresale por su combinación entre la exclusividad italiana y la modernidad germana. La elegancia de sus contornos armónicos se pueden ver a lo largo de una carrocería de generosa superficie. El vehículo cuenta con las proporciones que caracterizan a los productos BMW: gran distancia entre ejes, capó y zaga cortos; acompañados con una línea del techo que muestra un descenso suave.

En el habitáculo premium se optó por un equilibrio entre deportividad y elegancia representado por líneas fluidas que dan forma a una cabina enfocada en el conductor. Pero el exquisito diseño del Gran Lusso Coupé no es lo único que sobresale, ya que debajo del capó se instaló un poderoso V12 que garantiza una performance de excelencia.

Como consecuencia de esta colaboración nace este auto que se ubica en el tope de la gama alta y que cuenta como baza principal con la confluencia de dos líneas de diseño de punta, distintas, pero que se complementan a la perfección.