Jodi Arias suplica que no la condenen a la pena de muerte

La convicta por el asesinato de su novio cambió el pedido inicial que le hiciera a los miembros del jurado
Jodi Arias suplica que no la condenen a la pena de muerte
Arias le dijo al jurado que se cortará el cabello y lo donará a pacientes de cáncer y que establecerá un programa de reciclaje de ser condenada a cárcel.
Foto: AP / The Arizona Republic, Rob Schumacher, Pool

PHOENIX — Jodi Arias le pidió hoy a los miembros del jurado que le den una condena de vida en prisión alegando que estaba “fuera de foco” cuando le dijo a un reportero, en una entrevista, que prefería la ejecución a pasar el resto de su vida tras las rejas.

Con aparente confianza, pero con la voz de momento temblorosa, la convicta le prometió a los cuatro hombres y a las cuatro mujeres que la encontraron culpable de asesinato en primer grado que utilizará su periodo en la cárcel para cambiar positivamente.

Arias agregó que se cortará el cabello y lo donará a pacientes de cáncer; establecerá un programa de reciclaje y diseñará camisetas para recolectar dinero para las víctimas de violencia doméstica.

Añadió que formará clubes de lectura y que le dará clases a prisioneras para “estimular conversaciones de alto valor”.

Arias se mostró emocional cuando le presentó al jurado del caso un conjunto de imágenes, que incluían fotos de familiares y de amigos, muchos de los que ha conocido estando en prisión.

Arias concluyó sus declaraciones pidiéndole a sus receptores que no la condenen a la pena de muerte y que tuvieran compasión de su familia.

“Yo les pido por favor, por favor, no le hagan esto a ellos. Ya yo los he herido demasiado, adicional a otras personas”, manifestó la mujer. “Quiero que todos empiecen a sanar y quiero que paren de sufrir”, clamó.

Arias admitió haber matado a su entonces pareja Travis Alexander y catalogó la acción como la “peor cosa” que ha hecho. Pero se mantuvo firme en la alegación de que el brutal ataque, que incluyó haber apuñalado a su víctima en 30 ocasiones, haberle disparado y decapitado, fue en defensa propia.

“Al día de hoy, se me hace difícil creer que fuera capaz de tanta violencia. Pero sí fui capaz…Por eso estaré arrepentida el resto de mis días”, dijo.

Sigue en vivo las incidencias del caso: