¡Insólito! Boca Juniors podría ayudar a River Plate

En el fútbol de Argentina actualmente se da una condición extraña y pocas veces vista, un cuadro legendario en la parte baja de la tabla que en esta jornada podría impulsar al liderato al odiado rival.
¡Insólito! Boca Juniors podría ayudar a River Plate
Una condición insólita se da en el fútbol argentino: Boca podría ayudar a River.
Foto: EFE

BUENOS AIRES.- Boca Juniors podría darle una mano inesperada a su archienemigo River Plate, que marcha tercero en la tabla, si vence el domingo al líder Newell’s Old Boys en la recta decisiva del torneo Final del fútbol argentino.

Un triunfo de Boca en su visita a Newell’s podría dejar a River en la punta, siempre y cuando este último derrote como local a Atlético Rafaela y el segundo Lanús no triunfe en su incursión al feudo de San Martín. Todos esos partidos se jugarán el domingo por la 15ta fecha y cuando después restarán cuatro en juego.

Newell’s, dirigido por el ex técnico de Paraguay Gerardo Martino, marca el paso con 29 puntos, Lanús tiene 28 y River 26, y todo indica que de ese trío saldrá el campeón. Pero una débil señal de alarma se encendió en la fecha anterior cuando esos equipos empataron sus partidos y ello permitió que San Lorenzo, Godoy Cruz y Arsenal, todos ellos victoriosos, acortar distancias con 23 unidades cada uno.

Boca y Newell’s librarán tres duelos en una semana, ya que además de medirse por el torneo local lo harán dos veces por los cuartos de final de la Copa Libertadores, con partidos de ida y vuelta en una serie que arrancaba el jueves.

Con la mira puesta en el terreno internacional, “Xeneizes” y “Leprosos” le darían descanso a su columna vertebral en el ámbito doméstico, en el que el equipo dirigido por Carlos Bianchi cortó en la fecha anterior una racha adversa de 12 partidos sin ganar con una victoria 1-0 sobre Colón.

Boca, que entre otros le dará descanso a su conductor y capitán Juan Román Riquelme, tiene apenas 13 puntos y solo supera a Vélez Sarsfield (11) y Argentinos Juniors (7).

Aunque detesta a Boca, no hay duda de que River espera que salga airoso ante Newell’s, ya que los “Millonarios” se están jugando el título a menos de un año después de haber pasado una temporada por el torneo de segunda división, a la que descendió por primera vez en su historia.

Jonathan Maidana ingresará en la defensa de River en lugar de González Pirez, expulsado en la fecha anterior, al igual que su técnico Ramón Díaz, en el empate 2-2 ante Unión de Santa Fe.

River no viene jugando bien, y esa igualdad desesperada ya que perdía 2-0 así lo demuestra— pero confianza es lo que sobra.

“Somos campeones”, dijo su artillero uruguayo Rodrigo Mora, quien compartirá la cartelera de ataque con Rogelio Funes Mori y Juan Manuel Iturbe. “Tenemos el apoyo de la gente, el entrenador más ganador en la historia de River y un gran plantel. No nos falta nada”.

Lanús, con la conducción técnica de Guillermo Barros Schelotto, venía a paso arrollador en la cima pero se fue desinflando de a poco ya que cosechó cuatro unidades de las últimas 15, incluyendo una del último empate sin goles ante Tigre.

Su rival será un San Martín que se está jugando la vida en su afán por salir de la zona del descenso, en la que figura junto con Independiente y Unión. Al término de este torneo, tres equipos perderán la máxima categoría.

Independiente, uno de los grandes del balompié nacional y que junto con Boca nunca descendió, parecía condenado hasta hace poco.

Pero con la llegada del técnico Miguel Ángel Brindisi en lugar de Américo Gallego cosechó tres triunfos seguidos y ahora tiene en la mira a Argentinos, que a su vez perdió cinco partidos al hilo con su timonel Ricardo Caruso.

Independiente visitará el domingo a Belgrano y Argentinos hará lo propio el lunes con Estudiantes.

Argentinos es lo más parecido a un caos: su presidente Diego Segura adelantó que al terminar este torneo dejará el club y el martes la dirigencia le rescindió el contrato a los veteranos defensores Aníbal Matellán, Diego Placente y Ariel Garcé, este último integrante del plantel argentino en el Mundial de Sudáfrica 2010 con Diego Maradona como técnico.

La razón había sido el flojo rendimiento de esos jugadores.

San Lorenzo, el equipo del cual es hincha el papa Francisco, espera el milagro de que se caigan los de arriba, pero a su vez necesita ganarle el lunes a Unión, que podría salir a la cancha en calidad de descendido si se dan un par de resultados previos.

La fecha se completa con Colón-All Boys (viernes), Vélez-Quilmes (viernes); Racing-Godoy Cruz (domingo); Arsenal-Tigre (lunes).