Michoacán, el reto de EPN

Cuestionan su estrategia de militarizar el estado para combatir la violencia
Michoacán, el reto de EPN
052313_promo portada
Foto: authors

MICHOACÁN (EFE).—El envío de tropas a Michoacán en un intento por detener la ola de violencia que vive el estado, supone una dura prueba a la política y el discurso de seguridad del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, dicen analistas.

“La única salida que encontró el presidente (Felipe) Calderón en su momento fue la militarización y vemos que el esquema se está repitiendo”, lamentó el jurista Julio Hernández Barros, de la Universidad Iberoamericana (UIA).

El ministro de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció que el despliegue militar continuará hasta que estén dadas las condiciones de paz y de seguridad en Michoacán donde el antecesor de Peña Nieto, Felipe Calderón, comenzó su combate a los grupos criminales con miles de soldados. En 39 municipios hay presencia de grupos criminales, sobre todo de las bandas criminales de “La Familia” y “Los Caballeros Templarios”, y de grupos de autodefensa.