Rubio apuesta por elevar la seguridad fronteriza

Rubio apuesta por elevar la seguridad fronteriza
El senador Marco Rubio, republicano por Florida, reconoció que el proyecto de reforma migratoria enfrenta un duro camino para su aprobación, si las medidas para la seguridad fronteriza no se mejoran.
Foto: ap

Washington/EFE — El senador republicano por Florida, Marco Rubio, aseguró ayer que no busca “torpedear” la reforma migratoria sino que, por el contrario, está elaborando “enmiendas responsables” que resguarden la seguridad fronteriza y minimicen el costo a los contribuyentes.

Rubio es uno de los miembros del “Grupo de los ocho”, formado por senadores demócratas y republicanos que negoció el proyecto de reforma migratoria a debate. El proyecto fue aprobado el martes en el Comité Judicial del Senado y será debatido en el pleno de la Cámara Alta la primera quincena de junio.

En entrevista en su despacho en un edificio del Senado, Rubio aseguró que la” enorme mayoría de las personas en el Partido Republicano entienden que el ‘status quo’ en la inmigración es insostenible y no podemos permitir que siga… Confío en que la enorme mayoría de los republicanos, conservadores, apoya una reforma migratoria”..

En ese sentido, precisó que elabora junto con otros colegas una serie de “enmiendas responsables” centradas en fortalecer la seguridad fronteriza, evitar un aumento de la deuda y minimizar el costo para los contribuyentes de una eventual reforma.

Citó como ejemplo la idea de que quienes hayan violado las leyes migratorias al cruzar ilegalmente a este país no tengan acceso a programas de ayuda gubernamentales mientras estén en trámites para un permiso temporal.

“Aunque tenemos compasión con estos seres humanos… tenemos leyes de inmigración y hay que cumplirlas, y tiene que haber consecuencias” si se violan, observó.

Esas enmiendas serán clave para conseguir un “voto amplio y bipartidista, que envíe un mensaje de que Estados Unidos está listo para una reforma migratoria”, subrayó.

Rubio reiteró la preocupación del Partido Republicano de que la reforma que salga del Congreso debe, sobre todo, evitar otras olas de inmigrantes indocumentados en el futuro.

Alertó de que, tras el inicio del debate migratorio, “estamos ya viendo un incremento en el número de personas tratando de cruzar ilegalmente porque piensan que si entran van a poder utilizar este nuevo plan”, y eso es falso.

Rubio vio con optimismo que se haya protegido la “esencia” de la legislación, que es crear una vía hacia la legalización y eventual ciudadanía de los once millones de inmigrantes indocumentados que se calcula viven en Estados Unidos.

La opinión pública “quiere que nos aseguremos que no vaya a ver otra ola de inmigración ilegal en el futuro… la clave va a ser establecer medidas en la ley que ganen la confianza de mis colegas”, principalmente respecto a la seguridad fronteriza.

En todo caso, no se trata de “sellar la frontera”, porque hay un intercambio comercial importante entre EE.UU. y México, pero “se puede mejorar sustancialmente lo que se ha hecho ya en la frontera”, aseguró.

Preguntado sobre el descontento de algunos conservadores porque él apoya la reforma migratoria —su página de Facebook contiene numerosos ataques—, Rubio afirmó que no se ha involucrado en el debate por “aspiraciones presidenciales” ni “políticas”.

“Mi aspiración es hacer una buena labor acá en el Senado y que después el público, si busco la reelección o me postulo a otra posición, pues dejaré que los votantes miren mi récord completo”, precisó.