Alcalde busca levantar pantalones “baggy” en NJ

El 12 de junio se realizará una audiencia pública donde se tomará la decisión acerca de la propuesta impulsada por el alcalde de Wildwood, Ernie Troiano Jr.
Alcalde busca levantar pantalones “baggy” en NJ
Pablo Soberanis, un adolescente guatemalteco, de Corona dijo no estar de acuerdo.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

NUEVA YORK — Aunque dicen que la moda no incomoda, autoridades de Nueva Jersey están tratando de poner un paro al uso de los pantalones a la cadera que —según afirman— están ofendiendo a los visitantes de Wildwood.

“Estoy cansado de estar escuchando las quejas de personas que ven a otras caminando mostrando parte de su trasero”, dijo Ernie Troiano Jr., alcalde de Wildwood. “Es ofensivo para los abuelos y padres de familia que llevan a sus hijos a disfrutar de una tarde. Es una falta de respeto para todos. Esto es un tema de decencia en general”.

Las tres medidas específicamente que propuso el alcalde son: Por protección de los pies que usen calzado a todo momento; que usen camiseta que cubra el pecho o el área pectoral de 8 p.m. a 5 a.m.; y que la banda de los pantalones o faldas no estén más de tres centímetros debajo de la cintura para que no expongan piel o la ropa interior.

El 12 de junio se realizará una audiencia pública donde se tomará la decisión acerca de esta propuesta.

“Estoy seguro que se va a aprobar y 20 días después se va a convertir en ley”, indicó el alcalde.

Jorge Meneses, miembro del concejo y exalcalde de Hackensack dijo no estar de acuerdo con la propuesta.

“Hace algunos años el Departamento de Educación propuso algo así, pero en las escuelas y la comunidad no se permitió”, dijo Meneses. “Es cuestión de época y moda… tampoco estoy de acuerdo con que alguien tenga que decir cómo uno se tiene que vestir“.

Aunque la medida solamente cobija a Wildwook, algunos neoyorquinos se manifestaron a favor de la propuesta para que se ponga en práctica en la Gran Manzana.

“No debería ser solamente allá (Wildwood), sino que se prohíba aquí (Nueva York) también”, dijo Jesús Tuberquia, un colombiano de Elmhurst.

Vanessa Andrade, una mexicana de Elmhurst, piensa que es “una falta de respeto”. “Si la sociedad trabaja junta, creo que también se podría prohibir en Nueva York. Si no lo hacen, que los multen. Mi mamá nos enseñó que eso es algo irrespetuoso”, agregó la joven.

“No me gusta esa moda, pero hay que respetar los derechos de los muchachos”, dijo Eugenia Uribe, una colombiana que vive en Elmhurst. “Ellos se tienen que concientizar y darse cuenta que es malo para ellos, específicamente cuando van a buscar un trabajo”.

Pablo Soberanis, un adolescente guatemalteco de Corona dijo no estar de acuerdo. “Todos deberíamos tener derecho de vestirnos como uno quiera, no deberían prohibirlo en ningún lado. Si uno se pone pantaloncillos caros, uno quiere que la gente lo vea y a las chicas les gusta. Además, si uno se pone el pantalón arriba, van a creer que uno es gay”.

Para la adolescente Jaqueline Garrido, de El Bronx, el ver a un chico con los pantalones en la cadera es “cute”.

“Pero es que hay algunos que exageran. Creo que debería haber un límite de hasta dónde usarlos, porque si se los ponen bien abajo parecen delincuentes”, indicó Garrido.