Los tintes y las planchas dañan el cabello

Los tintes, cremas alisadoras, planchas y tenazas dañan la salud del cabello.
Los tintes y las planchas dañan el cabello
Antes de teñir tu cabello, mejora su condición.
Foto: Agencia Reforma

Si lo que buscas es tener una cabellera llena de vida, es mejor que tengas cuidado con los tintes, cremas alisadoras, planchas y tenazas, pues su uso continuo y prolongado puede dañarla seriamente.

Cuando se busca un look impactante, pocas veces se piensa en la salud del cabello, se tiene la idea de que nada va a pasar; sin embargo, las sustancias químicas que contienen los tintes y el calor excesivo de las planchas pueden maltratarlo y provocar su caída.

La dermatóloga Adriana Aguilar explica que el cabello es un filamento vivo, por ello exponerlo a este tipo de agresiones conduce a varios problemas.

“Todo el mundo quiere eliminar sus canas y traer siempre el pelo peinado, así que realizan todo tipo de cosas sin pensar en las consecuencias“, señala la especialista de la Clínica Dermédica.

Los tintes, por ejemplo, provocan reacciones alérgicas que causan enrojecimiento de la piel cabelluda, ardor y caída del pelo.

Los alisadores generan daño a nivel del tallo piloso, provocando que se debilite y se rompa. ¡Aguas con el calor! Con las planchas y tenazas sucede lo mismo, ya que las altas temperaturas a las que se expone el cabello provoca su deshidratación, haciéndolo quebradizo.

“Con el calor las proteínas se desnaturalizan y esto provoca que el pelo se seque y se rompa, se presenta la famosa orzuela, que hace que el pelo se separe en dos o tres partes y se caiga”, agrega la dermatóloga Daniela Gutiérrez.

Pero eso no significa dejar de utilizar definitivamente estos productos, es posible hacerlo pero con moderación, asegura la experta del Hospital Ángeles.

Si te vas a teñir, antes de hacerlo trata de mejorar las condiciones de tu cabello con un champú y producto hidratante que te ayude a fortalecerlo, y después sigue todas las instrucciones, respeta los tiempos indicados, no trates de cambiar tu tono tan seguido y no te pintes cejas ni pestañas.

Tampoco utilices la plancha a diario, dice Gutiérrez, házlo de manera ocasional; no la enciendas al máximo, no la pases varias veces sobre el mismo mechón y jamás la uses con el pelo mojado.

“Si puedes utilizar la secadora en lugar de la plancha es mejor, porque al menos el aire no está tan en contacto con el pelo”, aconseja Aguilar.