Plan de emergencia por cupones de alimentos

NUEVA YORK – El Banco de Comida de la ciudad lanzará hoy una campaña de emergencia “Comidas Perdidas”, a fin de detener los recortes masivos a los cupones de alimentos, aprobados por el Senado y que afectan directamente a los neoyorquinos.

El lunes, el Senado aprobó un proyecto de ley agrícola radical, con recortes de $4,100 millones en cupones de alimentos, el 40% de los afectados por dicha reducción son beneficiarios que residen en la ciudad de Nueva York.

Se estima que el recorte pudiera ser aún más severo si la Cámara de Representantes aprueba una versión similar del proyecto de ley con un recorte al programa de cupones de alimentos, más conocido como SNAP (Asistencia Suplementaria de Nutrición) que se elevaría a $20,000 millones y que entraría en efecto el primero de noviembre.

Los más afectados serán los residentes de edificios de la Autoridad de Viviendas Públicas de Nueva York (NYCHA) personas mayores y familias trabajadoras con niños. Se estima que Nueva York será la ciudad más afectada que cualquier otro lugar del país, con una pérdida de unos $130 por mes para alrededor de 200 mil familias que reciben cupones de alimentos.

Gabriela Pérez, madre de tres, calificó los recortes como injustos y preocupantes, admitiendo que, de hecho, comprar comida se le hace difícil. “Es terrible que nos quieran quitar hasta la comida de nuestros hijos”, sostuvo.

La campaña movilizará a decenas de miles de personas que llamarán al Congreso para que den marcha atrás a los cortes y protejan la economía de Nueva York. También incluyen otras acciones a través de la página electrónica http://www.lostmeals.org