Multas y prisión por comprar artículos falsos en Chinatown

Calculan que el comercio de artículos falsos ha provocado pérdidas de $1 billón en impuestos a la Ciudad de Nueva York
Multas y prisión por comprar artículos falsos en Chinatown
Incierto el futuro de la medida contra quienes comprar artículos falsos.
Foto: Archivo / AP

Nueva York – Los viajes de miles de personas a la calle Canal de Chinatown para adquirir a bajo costo productos “piratas” de marcas famosas podrían convertirse en una pesadilla si el Concejo de la Ciudad de Nueva York aprueba una medida que penalizaría con $1,000 de multa o un año de cárcel a quienes compren estos artículos.

¿Quién no ha elogiado una cartera fabulosa de marca Louis Vuitton y escuchado de vuelta “gracias, me costó $25 en Chinatown”? Y como ese son millones los ejemplos sobre joyas, bolsos, correas, accesorios, etc…

Durante años, no ha sido un secreto que en la calle Canal de NYC se consiguen copias falsas de miles de artículos a precios que dan risa frente a los de los originales. ¿Otro ejemplo? De un reloj Cartier original, que podría costar $3,000 la copia falsa se puede conseguir en Chinatown por $50 o menos (y resistente al agua).

Hasta el momento, la Ciudad de Nueva York se había enfocado en tomar medidas punitivas contra los vendedores de esos productos, lo que provocó que surgieran otras estrategias.

De un tiempo a esta parte, hay personas que se acercan a quienes caminan por el área -mayormente turistas- y les invitan a que vean las mercancías pirateadas en otro lugar. También hay hombres y mujeres que ocultan muestras de los falsos relojes Rolex, Rado y Cartier, entre muchos otros, y de vez en cuando se abren uno de los lados de sus chaquetas para ofrecer la mercancía.

Pero todo ese operativo podría pertenecer pronto al pasado si la Ciudad de Nueva York aprueba la medida bajo su evaluación y que convertiría a la Gran Manzana en el primer lugar de los Estados Unidos que criminalizaría la compra de objetos falsificados al detalle.

La concejal municipal Margaret Chin, autora de la medida, aseguró a la agencia AP que el comercio de artículos falsos ha provocado pérdidas de $1 billón en impuestos a la Ciudad, dinero que podría ser utilizado para hacer mejoras en la comunidad.