Presentan nueva actitud…

RÍO DE JANEIRO.— Hasta el miércoles, la molestia y la tristeza eran las características entre los jugadores de la selección nacional.

Ayer por la mañana, en una encerrona solo entre los futbolistas, se acordó el desprenderse de esa carga anímica y levantar el rostro para la Copa Confederaciones.

“Anímicamente el equipo hasta el día de ayer [miércoles] no estaba bien, ésa es la verdad. Estábamos enojados con nosotros mismos, un poco tristes con esa impotencia de que las cosas no salen, pero en la mañana [ayer] hablamos entre nosotros de que tenemos que dejar eso atrás”.

“Hablamos de que tenemos que cambiar el chip, que este es un torneo totalmente diferente, que hay que disfrutarlo”, reveló Guardado.

Pidió darle valor al boleto de la Confederaciones.

“Acordarnos de lo que nos costó estar aquí, disfrutar este momento, fue una Copa de Oro que no fue nada fácil y al estar aquí y saber que vamos a enfrentar a un gran equipo como es Italia, que nos costó llegar y que tenemos que regresar a esas bases con las que ganamos esa Copa Oro, para hacer un buen torneo”, dijo.

Recordó que México suele actuar mejor contra escuadras como Italia o Brasil.

“La forma de jugar de los equipos es diferente. Parece que no, pero cuando enfrentas a un equipo que no se te encierra, que te da un poco más de espacio, hace que se vea un futbol más atractivo, que deja practicar lo que a nosotros nos gusta”.