Indemnizarán a trabajadores

LONG ISLAND — Una compañía de bebidas de Long Island que explotaba a sus empleados hispanos —obligándoles a trabajar más de 50 horas a la semana sin retribución por las horas extra— tendrá que indemnizarles con más de $265,000 por robo de salarios, según informó la fiscalía general de Nueva York.

Superstar Beverage, que opera a través de ocho centros de distribución de bebidas en los condados de Suffolk y Nassau, deberá reembolsar esa cantidad a 15 trabajadores y extrabajadores, además de otros $35,000 en multas al estado, según el acuerdo anunciado ayer por el fiscal Eric Schneiderman.

Dos de sus ex empleados, que aceptaron hablar con El Diario/La Prensa a cambio de no publicar sus apellidos, revelaron que durante años trabajaron en jornadas que empezaban a las 9 a.m. y acababan a las 10 p.m., los siete días de la semana y sin poder tomarse días libres ni siquiera los feriados.

Tampoco tenían derecho a días de enfermedad.

“Durante seis años, trabajé todos los días sin parar y cuando tuve que estar de baja por enfermedad un tiempo, me despidieron”, dijo Mario, de origen hondureño. “Me hubiera ido yo antes, pero la situación económica no me permitía abandonar ese empleo”.

La investigación de la fiscalía reveló que, entre julio de 2006 y julio de 2012, los empleados de Superstar Beverage trabajaban 50 horas a la semana o más por regla general cobrando lo mismo por cada hora.

La empresa además no guardaba los registros que indican las horas que trabajaba cada empleado y lo que cobraban cada semana, según lo exige la legislación vigente.

Jorge, otro hondureño que perdió el empleo después de quejarse por sobrecarga de trabajo y agotamiento físico, fue el que tomó la iniciativa de denunciar la situación a la organización que defiende los derechos de los trabajadores, Workplace Project.

“No sabíamos nuestros derechos, porque no conocíamos bien las leyes de Estados Unidos”, explicó Jorge. “Lo que más me alegra de esta decisión es que la justicia estadounidense demuestra que está dispuesta a proteger a la comunidad latina inmigrante”.