Padres de Ariel Russo piden investigación privada

Familiares de Ariel Russo siguen reclamando respuestas sobre la demora de la ambulancia en llegar a la escena
Padres de Ariel Russo piden investigación privada
Sofía Russo, con su pequeña hija Ariel, de cuatro años, quien murió atropellada por un vehículo conducido por un adolescente con licencia de aprendiz.
Foto: Archivo

NUEVA YORK — A un mes de la muerte de la pequeña Ariel Russo, sus padres pidieron una investigación privada sobre la demora de la ambulancia que asistió a su hija atropellada por un adolescente sin licencia.

“Probablemente mi hija pudiera estar viva hoy si hubieran enviado una ambulancia en el tiempo correspondiente”, dijo Sofía Russo, madre de la menor. “Este jueves cumplimos un mes desde que nos quitaron a nuestra hija y todavía no tenemos respuestas” de lo que pasó, agregó. La niña, de cuatro años, fue atropellada fatalmente el 4 de junio en Manhattan. El conductor era Franklin Reyes, de 17, quien había tomado el auto de la mamá sin autorización y portaba licencia de aprendiz.

El 21 de junio, Russo, de 26 años, asistió a una audiencia pública del Concejo Municipal, pero tampoco le dieron respuestas. “Sólo escuché oficiales administrativos de la ciudad y representantes del sindicato señalándose uno a otro por el retraso”, indicó la madre. “No quiero que otra familia pase por lo que nosotros estamos pasando”.

Sanford Rubenstein, abogado de los Russo, pidió en una conferencia de prensa que el Departamento de Investigación (DOI) realice una pesquisa independiente para proteger a los neoyorquinos. “Necesitamos saber si fue un error humano; si fue la culpa de un operador que se le castigue”, dijo Rubenstein. “Si fue un error de computadora, del sistema, tiene que ser arreglado. Necesitamos saber la verdad”.

Según correos electrónicos internos del Departamento de Bomberos, que fueron denunciados por el periódico Daily News, el servicio de emergencia ha tenido un promedio de 25% a 30% de llamadas “perdidas” desde que instalaron el nuevo sistema de computadoras ICAD, en mayo.

Frank Gribbon, vocero del Departamento de Bomberos, indicó que operadores del Servicio de Emergencia (EMS) han recibido 131,621 llamadas. “Ni una sola llamada se ha perdido desde que se implementó el sistema”.

Por el contrario, Ismael Miranda, presidente del sindicato Local 2507 que agrupa a paramédicos y técnicos de emergencia, los operadores no vieron los pedidos de asistencia para Russo porque no estaban allí.

“Fue una llamada perdida y la ciudad no quiere admitir que hay un gran problema con este sistema nuevo”, agregó Miranda en una entrevista anterior.

John MacCarthy, vocero del alcalde Michael Bloomberg, insistió en que no ha habido “llamadas perdidas”, sino con información incompleta. “Todas las llamadas son respondidas”, explicó MacCarthy. “Ellos [EMS, NYPD o el FDNY] no esperan a que se tome toda la información, sino que despachan la ayuda inmediatamente”.

Una vocera del DOI confirmó que están investigando el caso. “Hace una semana la administración solicitó que se investigara los hechos relacionados con el asunto de Ariel Russo y se está realizando”.