Familia de Mandela afirma que su muerte es “inminente”

En un documento dado a conocer hoy reconocen que el líder sigue con vida gracias a un respirador artificial

La población de Sudáfrica sigue en vilo y alberga ya poca esperanza en su recuperación.
La población de Sudáfrica sigue en vilo y alberga ya poca esperanza en su recuperación.
Foto: AP

Madrid – La salud del expresidente sudafricano y Premio Nobel de la Paz 1993, Nelson Mandela, está en “peligro” y su muerte es “inminente”, ya que su vida pende de un respirador artificial, según un reporte de su familia, cuyo contenido se conoció este miércoles.

“La salud del expresidente Nelson Mandela es ‘peligrosa'”, afirmó una docena de miembros de la familia del exmandatario de Sudáfrica en una declaración bajo juramento, entregada en días pasado a la Corte Superior de Ciudad del Cabo y revelada este miércoles.

La declaración fue entregada a la Corte el viernes pasado como parte de las alegaciones ante la disputa surgida entre miembros de la familia Mandela sobre el destino de los restos de los cuerpos de tres hijos del expresidente, cuyo falló se conoció este miércoles.

El documento, firmado por Makaziwe Mandela, hija mayor del expresidente y otros miembros de su familia, reconoce que Mandela sigue con vida gracias al apoyo del respirador artificial, según reporte de la agencia estatal de noticias de Sudáfrica, Sapa.

El expresidente sudafricano, de 94 años, fue hospitalizado de urgencia la madrugada del pasado 8 de junio en estado grave, a consecuencia de una infección pulmonar recurrente, pero el día 22 entró en un “estado crítico”.

Mandela tiene un historial de problemas pulmonares que se remontan al tiempo en el que estuvo recluido en el campo de prisioneros de la isla Robben, cerca de Ciudad del Cabo, del que fue liberado en 1990, después de 27 años tras las rejas.

En la declaración hecha bajo juramento la familia de Madiba, como le dicen de cariño los sudaficanos al expresidente, confirma que los médicos del Medical Heart Hospital de Pretoria donde está internado lo mantienen conectado a un respirador artificial, de la que pende su vida.

“La anticipación de su muerte inminente se basa en motivos reales y sustanciales”, subrayó el documento, cuyo contenidos fue disponible en la Corte, que falló este miércoles en contra del nieto mayor de Madiba, Mandla Mandela, sobre la disputa por las tumbas de unos familiares.

El Tribunal Superior de Ciudad del Cabo ordenó a Mandla Mandela exhumar los cuerpos de tres de los hijos del líder de la lucha contra el régimen de segregación racial, Apartheid y devolverlos a sus tumbas originales, en la aldea de Qunu, donde creció el expresidente.

El falló fue emitido una semana después de que 16 miembros de la familia solicitaron una orden judicial para obligar a Mandla a devolver los restos de los niños, que trasladó hace dos años de Qunu a Mvezo, una pequeña ciudad a 20 kilómetros en la que nació Nelson Mandela.

La disputa surgió ante la gravedad del exmandatario y conocerse qué sus deseo es ser enterrado junto a sus hijos en Quno, donde creció, por los que al no estar ahí ya los restos, la familia decidió actuar legalmente, a fin de cumplir con lo que puede ser la última voluntad de Mandela.