Hay que poner fin al perfil racial

Esta semana, una diversidad racial y étnica de miles de jóvenes en todo el país, salieron a las calles en para protestar la absolución de George Zimmerman en la muerte a mano armada de Trayvon Martin.

En la ciudad de Nueva York, no habíamos visto este tipo marcha desde la absolución en el 2000 de los cuatro agentes de la policía por el asesinato de Amadou Diallo. La marcha pacífica del domingo comenzó en Union Square, atravesó a Times Square y terminó pacíficamente en Harlem.

El sábado, un jurado compuesto por cinco mujeres blancas y una no identificada en la Florida absolvió, a Zimmerman por la muerte de Martin. Zimmerman tenía como defensa a su favor la ley estatal de “Defender tu Posición”. Pero la indignación claramente visible y abarcadora que estalló va más alla de este caso de un adulto armado de raza blanca y latina, quien reportó a un adolescente afroamericano que se encontraba desarmado a la policía, seguido por un enfrentamiento físico con él, y termino con un disparo fulminante.

La razón por la cual tantas personas están molestas es debido a que vivimos en dos América completamente diferentes. Una con un sistema judicial que funciona mejor cuando el color de la persona es más favorable al igual que las posiciones de jerarquía de clases. La otra es una doble doctrina hacia la gente de color, sea como víctimas o acusados.

El Diario en la edición de hoy refleja el testimonio de madres latinas que han vivido la pesadilla por la cual atraviesa la familia Martin. No es sólo la pérdida innecesaria de los hijos, sino la realidad de que no hay quien rinda cuentas por estos actos.

Siempre habrá muchas preguntas acerca de este caso y de la forma en que fue procesado. Pero lo que está claro es que de alguna manera Zimmerman decidió que ser negro, joven y luciendo una sudadera con capucha era “justificación” suficiente para llamar a la policía. Eso dejó a Trayvon muerto.

Lo que también es alarmante y cierto es como muchas personas asocian la negritud con algo que temer, y como consecuencia, algo a controlar.

Como comunidad y como nación tenemos mucho de qué hablar y más por cambiar. La semana pasada, cuando preguntamos en nuestra página de Facebook acerca de si los latinos podrían ser racistas, esto generó cientos de comentarios – algunos realmente profundos y reflexivos, y otros desalentadores. Cómo cambiamos nuestra forma de pensar acerca de las razas, para no reforzar estas ideas, es importante para el tipo de crianza que le queremos brindar a nuestros hijos.

El Departamento de Justicia puede considerar presentar cargos por violación de derechos civiles contra Zimmerman. Desde el punto de vista legal, es una cuesta arriba. Pero la meta a alcanzar es el deber que todos tenemos en eliminar los prejuicios que afectan la forma en que tratamos a los demás – y que ponen en peligro la vida misma de los niños de color en riesgo de ser víctimas.