Pérez, secretario de Trabajo en EEUU

Senado confirma su puesto; es el único hispano en el gabinete de Obama

El Senado confirmó ayer a Thomas Pérez como secretario de Trabajo, el único latino en el gabinete del presidente Barack Obama.
El Senado confirmó ayer a Thomas Pérez como secretario de Trabajo, el único latino en el gabinete del presidente Barack Obama.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.— El Senado aprobó ayer la confirmación del dominicano Thomas Pérez para convertirse en el nuevo secretario del Trabajo, puesto que lo convertiría en el único hispano en el gabinete del Presidente Obama, reemplazando a Hilda Solís.

La confirmación de Perez se dio por un voto de 54-46 luego de que los republicanos cedieron en su oposición a la nominación mediante un acuerdo con la mayoría demócrata, aunque ninguno votó ayer en su favor.

Pérez había sido nominado por Obama hace cuatro meses.

“Lo apoyé inicialmente porque tengo como política no bloquear a los nominados del Presidente, pero voté en su contra hoy (ayer) porque creo que no ha presentado todo el material que se le ha pedido para aclarar ciertas dudas sobre su antiguo cargo”, explicó la senadora Lisa Murkowski (R-AL).

Pérez se ha desempeñado como fiscal general adjunto para asuntos de derechos civiles en el Departamento de Justicia (DOJ) desde 2009. Dos informes difundidos este año lo expusieron al escrutinio público a raíz de su gestión en este puesto.

El primero fue un reporte del Inspector General de DOJ donde se menciona que dio información incompleta a la Comisión de Derechos Civiles de la agencia. En paralelo también lo acusaron de manipular la justicia realizando un acuerdo secreto con la ciudad de St. Paul que impidió que el DOJ recuperará 200 millones de dólares en multas.

Pérez negó todas las acusaciones y los legisladores demócratas insisten en que los ataques están motivados por razones políticas y defienden la trayectoria profesional del nuevo secretario del Trabajo.

“El señor Pérez contestó más de 200 preguntas de senadores. Ha entregado toda la información que se le ha pedido. Yo investigué su caso y puedo dar fe de su integridad profesional”, comentó Tom Harkin (R-IA).

Para miembros del liderazgo republicano, las expectativas en la gestión de Pérez en el Departamento del Trabajo son bajas.

“Él ha liderado una agenda radical en su trayectoria y si hace lo mismo en este nuevo cargo, no creo que sea bueno para el país”, dijo el senador John Cornyn (R-TX).

Para grupos de derechos civiles e hispanos la confirmación de Pérez es una buena noticia.

“Esperamos que haga cumplir las leyes en relación a los jornaleros y los trabajadores huéspedes bajo el programa H-2A. Ojalá que tenga la oportunidad de mejorar las reglas, pero ya será de tremenda ayuda si logra que se cumpla lo que está escrito”, explicó Arturo Rodríguez, presidente del Sindicato de Trabajadores del Campo.

“Hay contratistas que pagan menos del sueldo mínimo, roban horas de trabajo. Sabemos que el Secretario Pérez no cuenta con suficientes personas para cubrir la vigilancia de todos los estados, pero esperamos que lo logre”, agregó.

Arturo Vargas, director ejecutivo de NALEO, agregó que espera que Perez aproveche su experiencia profesional y refuerce los derechos civiles de los trabajadores.

“Si se logra aprobar una reforma migratoria, él tendrá una inmensa labor para asegurar que los indocumentados que se legalicen, reciban el sueldo que merecen”, señaló Vargas.

Pérez, de 51 años, fue secretario de Trabajo en el estado de Maryland bajo el gobernador demócrata Martin O’Malley. Fue el primer latino elegido al Consejo del Condado de Montgomery. Antes de eso, fue abogado en la División de Derechos Civiles.