Cae otra marca mundial

Cae otra marca mundial
La nadadora de Estados Unidos, Katie Ledecky, celebra tras imponerse en la final de 1500M libres de los Campeonatos del Mundo.
Foto: efe

BARCELONA, España/AP — La estadounidense Katie Ledecky consiguió batir el segundo récord del mundo en el mundial de natación de Barcelona al superar por 6.1 segundos la marca de los 1,500 metros libres en categoría femenil, propiedad previa de su compatriota, Katie Ziegler en 2007.

La jornada anterior vio caer el primer récord mundial del certamen, por vía de la lituana Ruta Meilutyte, de 16 años, en los 100 pecho.

Ledecky, también de 16 años, se confirmó nuevamente como gran figura del mundial y presente y futuro de la natación estadounidense, al conseguir una nueva marca de 15:36:53 para acabar por delante de los 15:42:34 de Ziegler. La joven perla se impuso en una carrera trepidante a la danesa Friis Lotte, quien también mejoró la marca de Ziegler, pero no lo suficiente. La medalla de bronce cayó para la neozelandesa Lauren Boyle.

Ledecky ya había rozado el récord del mundo en la final de los 400 metros libres del domingo, donde ganó su primer oro, pero el martes no desaprovechó la oportunidad de machacar la marca de Ziegler y, de paso, a Lotte en el tramo final de la carrera, cuando realizó una espectacular remontada.

Estados Unidos sigue cosechando medallas en el mundial desde que se iniciaran, hace tres días, las pruebas de natación en la piscina del Palau Sant Jordi, y la joven Missy Franklin también colaboró en la embestida, anotándose, como Ledecky, su segunda medalla de oro.

Franklin, quien venía de impulsar el triunfo en los relevos de 4×100 el domingo, se reservó en las pruebas preliminares de la mañana, acabando quinta en los 200 metros libres que se llevó la francesa Camille Muffat. Pero su verdadero objetivo no era otro que proclamarse vencedora en la tarde en los 100 metros espalda, y la nativa de California no decepcionó.

Con un tiempo de 58.42, Franklin se llevó la victoria, a 0.64 de la segunda clasificada, la australiana Emily Seebohm. La japonesa Aya Terakawa se conformó con el bronce por delante de otra nadadora estadounidense, Elizabeyh Felton.

Con poco tiempo de recuperación, Franklin aún debía regresar a la piscina para competir en la semifinal de los 200 metros libres.

Si Ledecky y Franklin abrillantaron su estrella en la jornada, su compatriota Ryan Lochte no pudo decir lo mismo, al quedar fuera del podio en la primera carrera de la tarde, los 200 metros estilos, que ganó cómodamente el francés Yannick Agnel con 1.12 de ventaja sobre el también estadounidense, Conner Dwyer, plata. El ruso Danila Izotov se adjudicó el bronce, relegando a Lochte al cuarto lugar. También fue el segundo oro para Agnel, vencedor el domingo con el equipo francés en los relevos de 4×100.