Pelé apuesta por Brasil

El legendario futbolista habla del presente, pasado y futuro de la 'Canarinha'
Pelé apuesta por Brasil
El astro brasileño Pelé posa con un grupo de niños que asistió ayer a una clínica de fútbol en Manhattan.
Foto: AP

NUEVA YORK — Rememorando la triste historia del ‘Maracanazo’ en 1950 y el primer campeonato mundial ganado por Brasil ocho años después, Pelé habló a un grupo de niños sobre los fundamentos del fútbol ayer en una cancha del Chelsea Pier, en Manhattan.

Las lágrimas y la tristeza reflejados en el rostro de su padre, cuando Brasil cayó 2-1 ante Uruguay en la final del Mundial de 1950 en el mítico estadio Maracaná, llevó a Pelé —con sólo nueve años— prometer que un día ayudaría a su país a ganar una Copa Mundial.

Lo cumplió ocho años después, en Suecia 1958, con apenas 17 años. Después celebró la consecución de dos copas mundiales más: en Chile 1962 y México 1970. Y eventualmente se consagró como el mejor futbolista de todos los tiempos.

Vistiendo una camiseta amarilla —no la de Brasil, sino de la cadena de restaurantes de comida rápida ‘Subway’, a la que representa— Pelé habló a los niños de esas experiencias.

“Yo comencé mi carrera a la misma edad que ellos”, manifestó Pelé, una leyenda viviente del fútbol mundial, que se mostró honrado de compartir con los menores.

“Mi papá era jugador de fútbol”, dijo Edson Arantes do Nascimento (su nombre verdadero). “El siempre me decía: ‘oiga, usted tiene talento, eres un jugador del futuro, pero la cosa más importante del mundo es ir a la escuela'”.

El astro sudamericano recalcó también la importancia de la unidad y la amistad en el deporte, “porque tú no puedes ser campeón solito”.

De inmediato, Pelé narró que suele recordar a su hijo Joshua —quien juega en el equipo juvenil de Santos— sobre la importancia del compañerismo.

“Siempre le digo: ‘si yo gané tres mundiales, si yo marqué más de 1,200 goles, es porque yo tenía grandes compañeros, amigos y jugábamos como equipo, yo no lo hice solo”, recalcó el mítico jugador brasileño.

Más adelante, Pelé contestó a preguntas de los niños. Dijo que en su juventud jugaba también baloncesto, pero debido a su baja estatura se quedó con el fútbol.Asimismo, respondió que la selección española es el mejor equipo del mundo en la actualidad. Y que su sánduche favorito es el de atún (tuna fish).

Tras ganar la Copa Confederaciones en junio, Pelé considera que Brasil está en posición de levantar la Copa Mundial en su suelo el próximo año.

“Sí, claro”, respondió. “La Copa Confederaciones es un termómetro, es una prueba para el Mundial y después que Brasil tuvo una gran victoria contra la mejor selección del mundo hoy, que es España, yo creo que tenemos gran posibilidad de salir campeón”.

‘O Rey’ sueña con algo más: “Nosotros esperamos que Neymar sea la gran figura y Brasil pueda ganar el Mundial”, aunque dijo que en la cita mundialista habrá otras figuras como el argentino Lionel Messi o el portugués Cristiano Ronaldo.

Asimismo, indicó que no se puede hacer comparación entre la actual selección brasileña y los combinados que él integró.

“Esta selección que participó en la Copa Confederaciones es un equipo nuevo, sólo juegan juntos un mes”, señaló. “En el combinado de los años 50s, 60s, nosotros jugamos 40 años juntos, los jugadores se conocen bien”.

¿Ha nacido ya el futbolista que superará la leyenda de Pelé?

“Yo creo que eso son cosas de Dios”, respondió sonriendo. “Hay grandes jugadores como Messi, uno de los mejores; Cristiano Ronaldo, que también es un gran nombre; y en Brasil nosotros tenemos a Neymar, quien comenzó en Santos, espero que él sea como Pelé y dé muchos títulos a Brasil”.

Dijo sentirse “muy feliz” de que el Cosmos está regresando a la acción “porque el equipo se convirtió en uno de los clubes más conocidos a nivel mundial”.

Asimismo, dijo que “sin duda alguna”, el fútbol cada día va ganando mayor popularidad en Estados Unidos y mencionó que la selección de mujeres ha ganado campeonatos mundiales.

Se confesó contento de ver que el fútbol de Estados Unidos “está al mismo nivel que en otras partes del mundo”.