Cotorra “Cuca” regresa sana y salva con su dueña

Ana Marte se reencontró con su mascota tras el operativo de rescate del ave que fue secuestrada en El Bronx
Cotorra “Cuca” regresa sana y salva con su dueña
"Cuca" y su secuestrador Daryl Walker.
Foto: DCPI

Nueva York — Quizás no se compare con los más famosos secuestros en los Estados Unidos y en el resto del mundo, pero el vía crucis que al parecer vivió la cotorra “Cuca”, no se le desea ni al peor enemigo.

La plumífera mascota, que fue secuestrada el lunes a punta de pistola de las manos de su dueña y amiga, finalmente fue hallada.

Ayer Ana Marte, de 67 años y vecina de residencial público Morris Houses, en El Bronx,se reencontró con su mascota en el propio cuartel 42.

“Cuca”, una plumi-verde ave de ojos café, fue secuestrada cuando doña Ana la transportaba en su jaula y se bajó con ella en el piso 11 del edificio.

Darryl Walker, que al parecer le había puesto el ojo a la cotorra, aprovechó el momento, le arrebató el ave a la mujer y salió huyendo “como alma que lleva el diablo”. “Cuca” no dijo ni pío.

Marte corrió a su departamento y llamó al 911. La autoridades iniciaron una cacería hasta que dieron con el hombre, quien tras ser apresado reveló que había vendido a la secuestrada, pero que desconocía a la persona que se la había comprado.

Tras varios días y cuando todo indicaba que a la cotorra se la había tragado la tierra, las autoridades anunciaron su rescate.

A pesar de que no se revelaron los pormenores de la liberación, se presume que, gracias a las cámaras de seguridad, que mostraron el trayecto de Walker cuando se la robó, pudieron hallarla.

El acusado enfrenta cargos de robo, asalto y posesión criminal de un arma de fuego.

Aunque no se pudo obtener una reacción de doña Ana, de seguro que el ave le recordará a su dueña que ya es hora de tomarse sus medicinas.

“¡Cuca, medicine!”, admitió la mujer que su emplumada compañera le advertía sobre la hora en que debía medicarse.