Alerta de viaje

Prevén ataques contra ciudadanos y embajadas americanas

Guía de Regalos

Alerta de viaje
Soldado yemení frente a la embajada de Estados Unidos en ese país, en esta imagen de archivo.
Foto: AP

WASHINGTON (EFE).— El Gobierno de EEUU emitió ayer una alerta mundial de viaje para sus ciudadanos debido a la posibilidad de ataques de Al Qaeda en Oriente Medio y el Norte de África, después de haber instruido a varias de sus embajadas, la mayoría en países musulmanes, a permanecer cerradas este domingo.

En la alerta el Departamento de Estado advierte a los estadounidenses de “la posibilidad continua de ataques terroristas”, especialmente en Oriente Medio y el Norte de África, y que pueden ocurrir o proceder de la Península Arábiga.

“La información actual sugiere que Al Qaeda y organizaciones afiliadas siguen planeando ataques terroristas” y que los “esfuerzos” para llevarlos a cabo podrían centrarse “en el periodo entre ahora y finales de agosto”, fecha en la que vence la alerta.

El Departamento de Estado recuerda a los ciudadanos estadounidenses “la posibilidad de que los terroristas ataquen los sistemas de transporte público y otras infraestructuras turísticas”, al destacar que ya ha habido ataques en “sistemas ferroviarios” y “servicios de aviación.”

“Los terroristas pueden elegir usar una variedad de medios y armas, y dirigirse tanto a intereses oficiales como privados”, indica.

La alerta subraya también que EEUU sigue “trabajando estrechamente con otras naciones ante la amenaza del terrorismo internacional, incluida la de Al Qaeda”.

El Departamento de Estado dio instrucciones para que al menos 18 de sus embajadas y consulados, la mayoría en países musulmanes, permanezcan cerradas este domingo, día laborable en esas naciones.

La portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf, argumentó que esta medida se toma “por precaución y cuidado” de las personas que allí trabajan.

En algunos casos el cierre podría prolongarse unos días más después del domingo.

Una amenaza terrorista vinculada a Al Qaeda llevó a ordenar ese cierre, según explicó ayer el congresista republicano Ed Royce, presidente del Comité de Exteriores de la Cámara de Representantes del Congreso.

“Entiendo que está vinculada a Al Qaeda y la amenaza emana de Oriente Medio y Asia Central”, precisó Royce.

El año pasado el Departamento de Estado emitió una alerta similar sobre la posibilidad de violencia contra las instalaciones diplomáticas de EEUU en el mundo musulmán en coincidencia con el aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

En ese aniversario, el 11 de septiembre de 2012, fue atacado el consulado de EEUU en Bengasi (Libia) y murieron cuatro personas, entre ellas el embajador de Washington en ese país, Chris Stevens.

El Gobierno del presidente Barack Obama dijo en un principio que ese ataque se debió a protestas espontáneas en rechazo a un vídeo antimusulmán, pero luego lo atribuyó a militantes vinculados a Al Qaeda.

Una investigación independiente concluyó que hubo fallos de seguridad estructurales y deficiencias en la respuesta a ese ataque, y Obama se comprometió a mejorar la protección de las instalaciones diplomáticas en todo el mundo.

Un proyecto de Obama prevé destinar 4,000 millones de dólares a la seguridad de las misiones en el exterior.