Corea del Norte acepta diálogo para reunir familias

El gobierno norcoreano ha aceptado sostener pláticas con Corea del Sur con el fin de permitir la reunión de las familias que han sido separadas por la guerra
Sigue a El Diario NY en Facebook
Corea del Norte acepta diálogo para reunir familias
Las reuniones familiares constituían un importante programa de cooperación entre las dos Coreas durante una época en que disminuyeron las tensiones en la dividida península.
Foto: EFE / Archivo

SEÚL, Corea del Sur.— Corea del Norte aceptó una propuesta surcoreana para sostener conversaciones con el fin de reunificar a las familias separadas por la guerra, al tiempo que propuso negociaciones separadas en torno a la reanudación de las lucrativas visitas turísticas a una montaña norcoreana en un aparente esfuerzo por vincular ambos temas.

Las dos naciones de la península coreana acordaron la semana pasada negociar la posible reanudación de las operaciones conjuntas de un parque industrial en Corea del Norte, lo que generó expectativas de un mejoramiento de las relaciones entre los vecinos rivales.

Subsecuentemente Seúl propuso el viernes negociaciones a través de la Cruz Roja sobre la reanudación de las reuniones familiares.

Un vocero no identificado de la Comisión de Pyongyang para la Reunificación Pacífica de Corea dijo el domingo que Corea del Norte había accedido a las conversaciones vía la Cruz Roja.

Propuso una cita en la montaña Diamante, un sitio turístico, y no al sur del poblado fronterizo de Panmunjom, tal como había pedido Corea del Sur.

El vocero dijo a través de los medios estatales que Corea del Norte también desea realizar otra serie de conversaciones el jueves sobre las visitas turísticas a la montaña Diamante, un día antes de la cita propuesta con la Cruz Roja.

Corea del Sur suspendió las visitas a esa montaña después que una mujer surcoreana fue muerta por un guardia fronterizo norcoreano en el 2008. El proyecto había constituido una fuente legítima de dinero en efectivo para Corea del Norte antes de la suspensión.

“La intención norcoreana es obvia. Dice que desea intercambiar la reanudación de las visitas a la montaña Diamante por las reuniones de las familias”, señaló Lim Eul Chul, catedrático de la Universidad de Kyungnam, de Corea del Sur.

El ministerio de Unificación surcoreano dijo posteriormente el domingo que ve “positivamente” la decisión norcoreana de acceder a las conversaciones vía la Cruz Roja, pero sigue manteniendo que deben ser en Panmunjom, tal como se había propuesto en un principio.

Un comunicado del ministerio indicó que estudiará la propuesta de Corea del Norte para abordar las visitas a la montaña.

Las reuniones familiares constituían un importante programa de cooperación entre las dos Coreas durante una época en que disminuyeron las tensiones en la dividida península.

La Guerra de Corea concluyó en 1953 con un armisticio, no con un tratado de paz, por lo que técnicamente ambos países continúan en guerra.