Legisladores divididos

Republicanos sin acuerdo sobre si debe suspenderse ayuda a Egipto
Sigue a El Diario NY en Facebook
Legisladores  divididos
El senador John McCain dice que debe reducirse ayuda.
Foto: AP

WASHINGTON D.C. — Los legisladores republicanos se encuentran divididos sobre si Estados Unidos debe suspender la ayuda a Egipto debido a la espiral de violencia.

El senador John McCain de Arizona renovó ayer su llamado a reducir la ayuda, al tiempo que el ejército egipcio sigue reprimiendo a los manifestantes que buscan el retorno del presidente depuesto Mohamed Morsi.

“El que nos sentemos a observar lo que está sucediendo constituye una violación de todo lo que creemos”, dijo el republicano de más rango en la Comisión de Servicios Armados del Senado. “No estamos siguiendo nuestros valores”.

Por su parte Pete King, republicano por Nueva York, dijo que cortar la ayuda podría reducir la influencia de Estados Unidos sobre el gobierno interino de Egipto, que controla el acceso a recursos estratégicos como el Canal de Suez.

“Soy reacio a cortar la ayuda”, dijo King, quien preside el panel de Contraterrorismo e Inteligencia de la Cámara de Representantes.

La división ilustra las decisiones difíciles que enfrenta el gobierno del presidente Barack Obama con respecto a Egipto, donde la represión la semana pasada dejó más de 600 muertos y miles de heridos.

El presidente Obama ha denunciado la violencia, canceló maniobras militares conjuntas previstas para septiembre y retrasó la entrega de cuatro aviones de combate F-16. Sin embargo, la Casa Blanca se ha negado a declarar la destitución de Morsi como un golpe de Estado, lo cual requeriría que Obama suspendiera ayuda militar por 1,300 millones de dólares al año. El presidente insiste en que Estados Unidos está del lado de los egipcios que buscan un gobierno democrático, aunque dice que Estados Unidos no puede determinar el futuro de Egipto.

“No estamos ganando los corazones y las mentes del pueblo egipcio”, dijo el senador Rand Paul, republicano por Kentucky y miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes. “La ayuda tiene que terminar”.

El senador Bob Corker, republicano por Tenesí, se había resistido a los llamados de interrumpir la ayuda. Sin embargo, el domingo cambió de postura.

“Creo que tenemos que revisar los niveles de nuestra ayuda”, dijo Corker, el republicano de mayor rango en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Corker dijo que espera que el Congreso debata la ayuda del próximo año en el otoño, después de que los legisladores regresen de su receso de verano.