Ford C-Max ahora usa menos combustibles

La firma del óvalo reduce un 8.5% el uso de combustible en el c-Max híbrido y enviará dinero a quienes han comprado dicho vehículo
Ford C-Max ahora usa menos combustibles
El híbrido de Ford, C-Max, ha recibido fuertes críticas por brindar el uso de combustible.
Foto: Ford

Ford ha enfrentado fuertes críticas y juicios sobre la economía de combustible, y es peor de lo esperado para varios modelos nuevos, entre ellos el C-Max, cuyas pegatinas en las ventanas han anunciado 47 mpg en ciudad, carretera y la conducción combinada.

Las calificaciones se basan en las pruebas de Ford llevó a cabo y los datos que presentó a la EPA.

La compañía y la EPA dijo que la nueva calificación en el C-Max será 43 mpg combinado, 45 mpg en ciudad y 40 mpg en carretera.

Ford dijo hoy que proporcionará $550 dólares a los clientes de EE.UU. que han comprado un C-Max y $325 dólares a los clientes que han alquilado el vehículo.

Unos 32 mil propietarios de C-Max son elegibles para los pagos, dijo Ford. Los precios para el C-Max híbrido comienza en $ 25,995 dólares incluyendo el envío.

Los clientes del C-Max serán notificados por correo electrónico, mientras que los distribuidores deben re-etiquetar los vehículos que quedan sin vender en sus lotes.

Las ventas del C-Max de este año en Estados Unidos han ascendido a 23,040 en julio, y están ayudando a impulsar a Ford Motor en los Estados Unidos a la cuota del mercado de los vehículos de propulsión alternativa al 15 por ciento.

Algo que hasta julio del año fue de un 4%.

La EPA dijo hoy que va a actualizar los procedimientos de prueba utilizados para asignar calificaciones de economía de combustible de los vehículos, para asegurar que los requisitos de mantener el ritmo de las tendencias del sector y las innovaciones en vehículos avanzados de alta eficiencia, sea eficiente.

Algunas de las reglas actuales de la agencia para las pruebas de economía de combustible vienen de la década de 1970.

“EPA celebra esta tendencia y va a trabajar con defensores de los consumidores, las organizaciones ambientales y los fabricantes de automóviles para proponer regulaciones revisadas en las pruebas de economía de combustible, para asegurarse de que los consumidores reciban constantemente la información exacta sobre el consumo de combustible, que han llegado a confiar”, dijo la agencia en un comunicado.

La agencia no dijo si planea investigar a la Ford Motors.

Pero igual parece poco probable, debido a que la agencia dijo en un comunicado que sus propias normas de ensayo fueron un factor que contribuyó a las reclamaciones de las mpg, que en este caso fueron exageradas.