Los retos del papa Francisco

Los retos del papa Francisco
El papa Francisco.
Foto: Archivo / EFE

Enlace

Millones de católicos en el mundo que desean la renovación de la Iglesia Católica han visto con gran esperanza el inicio del papado de Francisco, el primer sumo pontífice latinoamericano y jesuita.

Aunque sólo lleva unos meses en el cargo, el papa Francisco ha despertado muchas simpatías por su rechazo al lujo, su intención de empezar a investigar las cuentas vaticanas, sus discursos en los que se llama a sí mismo obispo del pueblo y, sobre todo, por su postura de no condenar a los homosexuales.

Todos estos cambios, sin duda, nos hablan de un papa humilde que se quiere acercar más a la gente, pero como aclara el historiador español Mario Escobar, autor del libro biográfico Francisco, el primer papa latinoamericano, no necesariamente indican que la transformación que llevará a cabo dentro de la iglesia será radical.

“Es indiscutible que hay un cambio en el discurso, en la forma, este es un papa que asume la postura de que él no es nadie para juzgar a los demás porque esa tarea sólo le corresponde a Dios, pero no creo que vaya a darse un giro muy radical en otros asuntos que son todavía muy controversiales.

Escobar se refiere, en concreto, a temas como reconocer el matrimonio entre homosexuales, terminar con el celibato sacerdotal, permitir que las mujeres se ordenen como sacerdotes o aceptar métodos anticonceptivos como la píldora y el condón.

“No hay que olvidar”, subraya Escobar, “que el papa es un hombre renovador en las formas, pero conservador en la doctrina y justamente esta fue una de las razones por las que fue elegido”.

Lo que sí se puede esperar del papa Francisco, según Escobar, es que hará todo lo posible por acercar más la Iglesia a los católicos.

“Va a cambiar la forma de culto para que sea más dinámica, sobre todo en algunos países europeos donde es muy tradicional, va a invitar a los obispos a que den ejemplo de humildad y a que eviten la ostentación. Va a invertir más en los desfavorecidos y se convertirá en la voz de la gente humilde. Va a criticar más fuertemente a los gobiernos y su actitud hacia el capitalismo, y seguramente hará más transparentes las cuentas vaticanas y actuará de una manera muy rápida en cuanto se detecten casos de curas pederastas”.

En cuanto al papel de las mujeres, Escobar piensa que les dará mayor relevancia en la iglesia y reconocerá su poder y fuerza dentro de ésta, puesto que en muchas congregaciones son el 70% de los fieles.

Los retos que tiene ante sí el papa Francisco para sacar adelante a la Iglesia Católica son, como se ve, muchos y muy complejos por lo que difícilmente podrá hacer frente a todos con éxito. Pero al menos, por lo que se ha visto hasta ahora, el nuevo pontífice está dispuesto a iniciar el trabajo de encararlos y allanar el camino para que su sucesor continúe con esta ardua tarea.