Gana adeptos Comunidades Seguras en NYC

Oficiales jubilados de NYPD apoyan que se anule el veto impuesto por el alcalde de la ciudad Michael Bloomberg a la legislación del Concejo
Gana adeptos Comunidades Seguras en NYC
Anthony Miranda (izq.), presidente de la Asociación Nacional de Oficiales Latinos, cree que la forma más eficaz de prevenir un delito es con el buen trabajo policial.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

Nueva York — Un grupo de oficiales jubilados de la Policía de Nueva York (NYPD), varios líderes de organizaciones encargadas de hacer cumplir la ley y algunos funcionarios electos expresaron ayer su apoyo a la legislación de Comunidades Seguras, a la vez que pidieron al Concejo que anule el veto del alcalde sobre el proyecto.

Frente al edificio de NYPD en el Bajo Manhattan, el exsargento Anthony Miranda, presidente de la Asociación Nacional de Oficiales Latinos (NLOA), comentó que el fallo de la jueza Shira Scheindlin —que dictaminó que era inconstitucional el programa de “Parar y revisar” (Stop & Frisk) de la Uniformada— era necesario para acabar con la práctica que, principalmente, afecta a afroamericanos y latinos.

“Apoyamos esta ley, creo que se puede hacer más. Hemos llegado a este punto porque ya es un caso federal, pero esto ha pasado por muchos años”, dijo Miranda. “El Concejo ha tenido muchas oportunidades para hablar acerca de lo ilegal de este proceso y nunca sacaron tiempo”.

Agregó que como exoficial conoce de primera mano que la forma más eficaz de prevenir un delito es con el buen trabajo de la Policía, en lugar de fichajes por basados en raza.

Miranda señaló además que el proyecto de ley del Concejo para establecer un inspector general para NYPD no solamente busca evitar que se abuse de la táctica policial, sino abordar temas más amplios dentro de la agencia.

“Hay una confusión. Están diciendo que ahora los oficiales van a ser víctima de una demanda y no es así”, precisó el portavoz. “La ley que se presentó en el Concejo dice que no pueden hacer una demanda por dinero, solamente una demanda para cambiar el sistema”.

La reverenda Karyn Carlo dio su respaldo a la medida de Comunidades Seguras porque desea que mejore la relación entre la comunidad y la Policía.

“La injusticia, el racismo y el prejuicio no es justo y es contra la ley de Dios”, indicó Carlo. “La ley no es el problema, es problema es como la están usando, están abusando”.

Por otro lado, el vocero del alcalde Michael Bloomberg, Marc LaVorgna, a través de un correo electrónico señaló que “todas las grandes entidades de orden público en la ciudad se oponen a estas leyes, y con un buen motivo: porque dificultan a los policías seguir reduciendo el crimen, especialmente en las comunidades de minorías”.

El organismo municipal tiene previsto votar mañana para anular el veto del mandatario.