La ‘Reina del Pacífico’ pisa México y PGR la detiene

Sandra Ávila Beltrán ya fue extraditada a su país, donde la Procuraduría General de la República aguardaba su llegada para llevarla detenida a Guadalajara.
La ‘Reina del Pacífico’ pisa México y PGR la detiene
Sandra Ávila Beltrán, conocida como “La Reina del Pacífico” ya se encuentra en el hangar de la PGR en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.
Foto: Notimex

Ciudad de México.– Sandra Ávila Beltrán, mejor conocida como “La Reina del Pacífico”, arribo a México, del estado de Texas, en Estados Unidos, a través de un vuelo comercial a la terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) alrededor de las 11:16 horas.

Luego de su llegada, fue trasladada al hangar de la Procuraduría General de la República (PGR) donde se le notificó que tiene una orden de aprehensión en su contra por lo que se prevé que se le realice un examen médico para luego ser trasladada vía aérea al estado de Jalisco donde cuenta con un proceso pendiente por operaciones con recursos de procedencia ilícita en el juzgado séptimo de Distrito de Procesos Penales Federales en la entidad.

Avila Beltrán de 52 años, fue entregada el pasado 30 de julio al Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) en el Centro Federal de Detención de Miami y trasladada a un centro de detención de inmigrantes en el condado de Glades, Florida y luego movida a otro en Louisiana para terminar la semana pasada en el Centro de Detención de Otero, en Texas.

La mujer concluyó una pena de 70 meses de cárcel, sentencia impuesta por un juez federal de Miami, que consideró su pena terminada tras pasar cinco anos presa en México y uno en Estados Unidos.

Avila Beltrán fue extraditada en agosto del 2012. Se declaró culpable en abril pasado del delito de asistencia económica al que fue su novio el colombiano Juan Diego Espinosa Ramírez, “El Tigre”, considerado uno de los enlaces más importantes del cártel de Sinaloa con el colombiano del Norte del Valle.

Con el acuerdo, Ávila Beltrán evitó ir a un juicio en el que hubiera enfrentado el cargo de asociación ilícita para importar y distribuir cocaína en Estados Unidos y una pena mayor en caso de ser hallada culpable.